Submarinismo
Jacques Cousteau



Filmaciones:
The Human Planet:
Serie documental de la BBC de ocho capítulos. Percebeiros aprovechando el mejor instante entre olas para arrancar percebes de las rocas en la Costa da Morte. Pesca en Filipinas batiendo peces hacia una red usando tubos de goma para respirar bajo el agua. Riesgos y efectos del nitrógeno en el aparato circulatorio por inmersiones sin uso de medidas de seguridad y descompresión descuidada. Pesca a través de la capa de hielo del tiburón de Groenlandia para alimentar a perros de trineo. Búsqueda y caza del narval con artes tradicionales de los inuit. Surf en Hawai sobre grandes olas con tablas tradicionales. Recolección de mejillones bajo los hielos del ártico en días donde la marea baja 12 metros. Pesca submarina a pulmón en Borneo y vida sobre palafitos de la costa asiática. Manada de renos cruzando a nado un estrecho de 2 kilómetros en busca de pastos.

Preámbulo:
El mar cubre el 70 por ciento de la superficie de nuestro planeta. Es el hogar de las tres cuartas partes de toda la vida existente en la Tierra. Todas las criaturas que se encuentran aquí están perfectamente adaptadas para prosperar en el océano... todas excepto una. No hemos evolucionado para llevar una vida acuática y estamos fuera de lugar, en un mundo peligroso y extraño. Pero grandes oportunidades esperan a aquellos que se aventuren en el agua. A medida que nos sumergimos cada vez más profundo en la inmensidad azul, ¿cómo superaremos los enormes desafíos a los que nos enfrentaremos? Nuestra relación con el océano comienza en la costa. Incluso aquí, el mar es una fuerza a tener en cuenta.

Final:
Quizás pensar en los humanos como mamíferos marinos no es tan descabellado después de todo. A través de una capacidad de adaptación increíble y de un gran esfuerzo, hemos llegado hasta límites insospechados por sobrevivir en el mar y, hemos llegado a sumergirnos hasta profundidades inimaginables, que han tenido un profundo efecto en nuestras vidas. Pero a medida que cambiamos la naturaleza de la mayor parte de los medios nos adaptamos a un futuro que está por verse.


Planeta Azul (2001):
Nuestro planeta es un planeta azul. Más del 70% de él está cubierto por el mar. Sólo el Océano Pacífico cubre la mitad del globo. Podemoss volar duarante 12 horas sin paradas para atravesarlo y aún así ver nada más que una pequeña parte de tierra. Esta serie revelará la historia natural completa de nuestro planeta oceánico desde sus conocidas costas hasta los misterios de sus aguas más profundas. Por dimensión, los océanos constituyen el 97% del espacio inhabitable de la Tierra, y la totalidad de su vida marina supera ampliamente a la que habita la tierra emergida. Pero la vida en el océano no está distibuida uniformemente. Está regulada por el curso de corrientes que acarrean nutrientes, y la fuerza variable del sol. Veremos como interactúan estas dos fuerzas para controlar la distribución de la vida desde los mares de coral hasta los desperdicios polares. El poder físico neto del océano domina nuestro planeta. Influencia profundamente el clima de todo el mundo. El vapor de agua que se levanta de este forma las nubes y genera las tormentas que finalmente mojarán la tierra. Las olas inmensas que rugen contra las costas son demostraciones impresionantes de su poder. Las olas se originan en lugares del mar alejados de la costa. Allí, incluso las brisas suaves pueden causar ondulaciones, y las ondulaciones crecen hasta ser oleadas. Afuera en mar abierto, sin impedimentos terrestres, estas oleadas pueden tornarse gigantescas. Cuando una oleada oceánica llega a aguas poco profundas comienza a romper. A medida que se acerca a la costa, el agua del fondo de la oleada es desacelerada por el contacto con el lecho marino. La parte superior de la oleada, viajando rápido aún, empieza a enrollarse y así rompe la ola. El océano nunca descansa. Corrientes enormes, tales como la Corriente del Golfo, mantienen sus aguas en constante movimiento alrededor del globo. Son estas corrientes, más que cualquier otro factor, las que controlan la distribución de vida y nutrientes en los mares. Una pequeña isla perdida en medio del Pacífico es la punta de una montaña gigantesca que emerge desde el suelo marino miles de metros abajo. La tierra más cercana está a 480 Km. Montes marinos aislados como éste crean oasis donde puede florecer la vida en las vacías extensiones del océano abierto. Pero todas las criaturas que nadan junto a este no estarían ahí de no ser por un factor clave: las profundas corrientes oceánicas. Muy por debajo de la superficie, colisionan con los lados de la isla y son desviadas hacia arriba, llevando con ellas una rica sopa de nutrientes desde las profundidades. Tales fuentes atraen una gran concentración de vida. (Documental de la BBC, 2001 con Alastair Fothergill como productor)


[ Inicio | Mar | Documentos | Expediciones | Comunicaciones | Fondos | Submarinos 2 | Soviéticos | Oceanografic ]