DOCUMENTOS
Wikileaks



SIPRNet:
A raíz de los atentados del 11-S se modificó la red militar SIPRNet (Secret Internet Protocol Router Network). Había sido creada con el propósito de solventar las dificultades encontradas para compartir información y secretos entre las distintas agencias y ramas del gobierno. Sólo tienen acceso las personas autorizadas por el Departamento de Defensa. En 1993, había 3.067.000 personas con acceso a SIPRnet. En 2002, 125 embajadas accedían a SIPRnet; en 2005, ya eran 180. El 25 de mayo es detenido el soldado Bradley Manning, de 23 años, destinado en Bagdad. Había extraído y distribuido gran cantidad de información reservada mediante sucesivas grabaciones de CDs, posiblemente en noviembre de 2009. El ex hacker Adrian Lamo, conocido de Manning a través de los foros de internet, denunció a las autoridades los planes del soldado. Wikileaks publicó información muy comprometedora extraída de esta red por usuarios internos. Una parte de la información fue entregada a 5 periódicos de reconocido prestigio: «El País», «Der Spiegel», «Le Monde», «The Guardian» y «The New York Times». El gobierno de EE.UU. demostró gran preocupación en su reacción ante las filtraciones. Amazon se negó a albergar los documentos en sus servidores; PayPal, Visa y Mastercard dejaron de recibir donaciones para WikiLeaks. Un banco suizo congeló los activos de la organización y hasta la empresa que proveía su dominio en Internet la rechazó, por lo que hoy la dirección WikiLeaks.org ha dejado de estar activa. Para las dificultades de hosting y de bloqueo de contribuciones económicas Wikileaks ha encontrado soluciones distribuidas. Nuevas oleadas de filtraciones incómodas fueron anunciadas por Wikileaks. El 29 de noviembre la jefa de la diplomacia de EE.UU. Hillary Clinton decidió desconectar SIPRNet.

Wikileaks:
Está constituido por un grupo de voluntarios sin sueldo. Se financia con donaciones que en ningún caso superan los 20.000 EUR. Su web entró en funcionamiento en diciembre de 2005. El vídeo Collateral Murder se editó en secreto en Islandia y se difundió en abril de 2010.

Principios rectores de la actividad de Wikileaks:
Según Assange: 1) La información comprometida debe ser publicada con el fin de acabar con la desconfianza en los gobiernos, que deberían querer mostrar que sus países son creíbles y obedecen las leyes. 2) Este fue el principio que motivó la creación de Wikileaks. 3) Las sociedades democráticas necesitan medios fuertes para mantener la honestidad de un gobierno. 4) Wikileaks forma parte de estos medios porque no tiene miedo a publicar verdades. 5) En una carrera entre el secreto y la verdad, siempre ganará la verdad (R.Murdoch). 6) Las formas más abiertas de gobierno hacen disminuir las prácticas injustas llevadas a cabo en secreto. 7) La capacidad de transmitir información de forma inmediata transforma necesariamente el uso de prácticas secretas.

Filtraciones sin precedentes:
El 25 de julio, junto con tres medios de comunicación se distribuye información contenida en 75.000 documentos sobre Afganistán que destapan la muerte de cerca de 20.000 afganos. El 24 de octubre, en conferencia mundial a través de Sky News, lanza los papeles de Irak. 400.000 documentos que describen sucesos escandalosos llevados a cabo por el ejército de EE.UU. Una niña a la que matan mientras jugaba en la calle en Basora, un detenido esposado al que ejecutan a tiros en la calle, torturas, asesinatos, más de 15.000 civiles cuya muerte había sido ocultada. La filtración llamada Cablegate contiene 250.000 comunicaciones (265 millones de palabras) y es la más relevante. Cubre cada tema serio de cada país. Para llegar al público de habla hispana se incluyó a El País en el grupo inicial de periódicos.

Consecuencias de la filtración:
Wikileaks recibió cientos de amenazas de muerte. John Ensign promovió una iniciativa en el Senado para declararlos "amenaza transnacional". El republicano Pete King reclama que se considere a Wikileaks como organización terrorista. Marc Thessian, el hombre que escribía los discursos a Bush se expresó de una forma que puede considerarse un llamamiento al asesinato. Bill O'Reilly en las noticias de Fox también habló en ese sentido. Joe Lieberman, senador independiente y ex candidato demócrata a la vicepresidencia (2004) -hoy preside el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Alta-, fuerza a Amazon a que expulse a Wikileaks de sus servidores, donde llevaba un semana alojada para defenderse de ciberataques.

Ciberataques:
En unos pocos días de diciembre casi 50.000 personas se bajaron un programa (LOIC) que permite lanzar peticiones masivas de forma coordinada con otros, capaces de hacer caer servidores mediante denegación de servicio (DDoS). Los objetivos del grupo Anonymous fueron Visa, Mastercard, PayPal, un banco suizo, Amazon y Moneybookers (página de procesamiento de pagos). John Perry Barlow de la Fundación Fronteras Electrónicas, pionera de la defensa de los ciberderechos, criticó estos ataques por ir contra el espíritu libre y abierto de la red. Poco después FFE sufrió un ataque DDoS.

“Yo creo que el pirateo por venganza tras un ataque es un poco pueril por ambas partes. Lo más importante que veo que está pasando es que sea cual sea la moralidad o la ética de la filtración en sí misma, una vez que la información está en la red, a pesar de la censura, internet encuentra la forma de hacerla pública” (Matt Mullenweg, cofundador de la plataforma de blogs Wordpress)

“Quiero expresar mi solidaridad con la difusión de los cables confidenciales por parte de Wikileaks y desde aquí protesto contra las restricciones a la libertad de expresión” (Presidente saliente Lula da Silva)

Editorial de The New York Times sobre Bank of America (24/12/2010):
Wikileaks no ha sido condenado por ningún crimen. El Departamento de Justicia ni siquiera ha presentado cargos por difundir información confidencial del Departamento de Estado, y sin embargo la industria financiera está intentando cerrar la página web [...] Como es el caso con otras compañías, los bancos pueden elegir con quien hacen negocio, pero la posibilidad de bloquear pagos a una entidad legal plantea muchas cuestiones inquietantes. Un puñado de grandes bancos podría de esta manera impedir a cualquier organización que les disgustara el acceso al sistema de pagos aislándola de hecho del mundo económico. La decisión de Bank of America se produjo después de que Assange afirmara tener el disco duro de un ejecutivo del banco.[...] ¿Qué pasaría si un grupo de grandes bancos decidiera actuar contra un bloguero en particular y otra organización por considerarla peligrosa? ¿Qué pasaría si decidieran, una por una, bloquear el acceso financiero de periódicos que estuvieran a punto de revelar verdades incómodas sobre sus operaciones?

Métodos de censura:
La Universidad de Columbia difundió esa advertencia [bajar determinada información pone en peligro las posibilidades de acceder a un puesto en la Administración pública] del Departamento de Estado a través de su página de servicios y tuvo que ser su Escuela de Asuntos Públicos Internacionales la que diera la voz de alarma y defendiera que “los estudiantes tienen derecho a discutir cualquier información de la arena pública que consideren relevante para sus estudios o para su rol como ciudadanos globales, y de hacerlo sin temor a consecuencias adversas”. Pero incluso la Escuela de Asuntos Públicos pasó por alto el aspecto más inquietante de la nota hecha pública por la Secretaría de Estado: con su advertencia, la Administración norteamericana está admitiendo que puede examinar y valorar las páginas web descargadas a lo largo de su vida por todos aquellos que aspiran a trabajar para ella. Hasta la impecable Biblioteca del Congreso, el último lugar en el que uno pensaría que se puede ejercer la censura, emitió un comunicado explicando que se veía obligada a bloquear el acceso a Wikileaks, “debido a las leyes en vigor sobre protección de documentos clasificados”. “Cobardes”, replicó en su propia página web un usuario de este excepcional centro de documentación. “Revisen el Código de Ética de las Bibliotecas Norteamericanas, que ustedes prometieron respetar”. El punto dos de ese Código compromete a los bibliotecarios a luchar contra cualquier intento de censura de sus contenidos. Es posible que sea la reacción de la Administración norteamericana ante la revelación de los documentos, y no el contenido mismo de esos papeles, lo que termine realmente por minar la reputación de Estados Unidos. (Soledad Gallego-Díaz)

Consejo de guerra de Manning:
Manning sirvió en Irak entre 2008 y 2010 y fue detenido a finales de mayo de 2010. El consejo de guerra al que fue sometido comenzó el 3 de junio y concluyó el 21 de agosto de 2013. En su última fase procesal la jueza fijó un tope máximo de 90 años a la condena. Se libró de una condena a cadena perpetua sin libertad condicional al ser exculpado del cargo de ayuda al enemigo. Recibió una condena de 35 años, la más alta impuesta en EE.UU. por este tipo de delitos.


[ Inicio | Documentos | Sociedad | Neolengua | Noam Chomsky | Deshielo | Calentamiento | empleo ]