Ordenadores



Lord Kelvin:
Se adentró en el campo de las derivaciones analógicas. Cercano temporalmente a Babbage, produjo la primera máquina anaógica. La máquina de predecir mareas (1872) predecía las mareas y bajamares y representaba gráficamente sus niveles. Preveía los ciclos lunares que rigen las mareas y los niveles variables de sus límites ascendente y descendente. Su máquina no describía los flujos mediante cuantificaciones numéricas. Proyectó sus presupuestos teóricos más allá de esta máquina. Concibió de manera vaga una computadora analógica de propósito general que podría resolver todo tipo de problemas. Su idesa rea de una anticipación extraordinaria, pero difícilmente desarrollable en su época. Se limitóa a postular un aparato sin intentar planificarlo. Afirmó la posibilidad de la computadora y la llamó analizador diferencial. En 1930 Vannevar Bush creó un analizador diferencial.

Charles Babbage (1791-1871):
Matemático e ingeniero inglés. Estudió en el Trinity College (Cambridge) En 1812 concibe la idea de la máquina de diferencias, capaz de calcular polinomios de sexto grado y tabular mecánicamente hasta veinte cifras y ocho decimales. El prototipo que realizó en 1821, con capacidad para resolver polinomios de segundo grado, convenció al gobierno británico para concederle una subvención. Dificultades en la fabricación de las piezas impidieron culminar el proyecto. En 1833 abandona el perfeccionamiento de la máquina de diferencias y emprende el proyecto de la máquina analítica, invención mucho más original y potente. Idea la primera calculadora mecánica programada. En ella se reconocen los principios funcionales de los ordenadores modernos, con la posibilidad de resolver problemas de diverso tipo mediante la alteración de los procesos operativos. Disponía de dispositivos de entrada y salida, unidad de control, unidad lógico-aritmética y memoria. La programación se realizaba mediante la introducción en el aparato de fichas perforadas. Nunca vio realizado su ambicioso proyecto. A pesar de sus intentos no obtuvo ningún apoyo económico para embarcarse con profundidad en las investigaciones necesarias y materializar su objetivo. Con una devoción casi obsesiva, dedicó el resto de su vida y sus recursos a diseñar piezas y esquemas de la máquina analítica, con la esperanza de poder comprometer en el proyecto a socios capitalistas. Tras su muerte (1871) dejó una importatísima herencia tecnológica que fue valorada mucho tiempo después. Se considera continuador de su obra a Leonardo Torres Quevedo (1852-1936), matemático, ingeniero e inventor, que construyó una máquina de cálculo a la que dio el nombre de aritmómetro.

Vannevar Bush:
Nacido en 1890 en el estado de Massachusets. Ingeniero y profesor en el MIT, comenzó en los años veinte a estudiar las posibilidades de la aplicación de la electrónica al cálculo. Su objetivo consistió en fabricar un aparato capaz de integrar las ecuaciones diferenciales ordinarias. Lo logró con la construcción de lo que denominó analizador diferencial (Differential analyser) por lo que se confesó en deuda con lord Kelvin. Entre 1930 y 1932 su equipo de colaboradores del MIT introdujo mejoras, hasta perfeccionar el aparato. Durante la fase de aplicación práctica descubrieron que el analizador analógico cubría satisfactoriamente aplicaciones inmediatas en acústica, física atómica, matemáticas, etc. Su computadora pertenece a la familia de los analógicos. Inició la vanguardia llegando a la materialización de proyectos y abrió el camino al primer ordenador digital. También se deba a la invención de Bush un selector rápido que encontraba secciones microfilmadas mediante una célula fotoeléctrica que leía códigos binarios impresos.

Computadora Zuse Z3 (1941):
Konrad Zuse presenta la primera calculadora digital de funcionamiento electromecánico, considerada la primera calculadora programada. Disponía de una capacidad de cálculo de unos 600 relés y una memoria para 1.400 relés. Su capacidad de almacenamiento es de 64 números de 22 dígitos cada uno. Aparte de las cuatro reglas básicas podía realizar multiplicaciones con factores fijos y calcular la raíz cuadrada. El programa de cálculo estaba perforado en una cinta de celuloide y los números se introducían a través de un teclado. Un tablero luminoso mostraba el resultado. Cada operación de cálculo duraba unos 3 segundos. Zuse había iniciado el desarrollo de la máquina en 1934 y había construido varios prototipos. El modelo Z3 fue el primero en el que funcionaron todas sus partes. Fue construido básicamente con relés telefónicos y material mecánico usado. Los dirigentes nazis apenas subvencionaron al ingeniero porque no se dieron cuenta de la trascendencia histórica del invento. Zuse se adelantó al norteamericano Howard H. Aiken, que entre 1933 y 1944 desarrolló igualmente una calculadora mejor publicitada. Zuse siguió desarrollando proyectos como la Z4 y en 1955 la primera calculadora electrónica. La Z3 y la Z4 se utilizaron en el diseño de aviones y ambas resultaron destruidas.

ABC (1939):
Diseño y construcción de John Vincent Atanasoff asistido por Clifford Berry. ABC es acrónimo de Atanasoff-Berry-Computer. Constaba de 300 tubos de vacío, sin elementos mecánicos. No era una computadora de propósito general completo. Un tribunal americano resolvió un asunto de pago de royalties concluyendo que Atanasoff era el inventor del ordenador.

MARK I (1944):
En 1944 Howard Aiken, de la Universidad de Harvard, con la ayuda de IBM, consiguió llevar a buen término el proyecto de la primera computadora electromecánica, emprendida en 1939 y cuyo proyecto oficial llevaba por nombre el de ASCC (Automatic Sequence Controller Calculator), más conocida como MARK I. Costó medio millón de dólares y contó con la colaboración de un nutrido equipo. El MARK I y el Z3 pueden equipararse. Medía 16 m de largo, tenía 700.000 elementos móviles (relés) y 3 millones de conexiones eléctricas. Se cosntruyó en la planta de Endicott de IBM, en Nueva York. El cableado de las piezas exigió cerca de un millón de metros de cable. Poseía 72 registros de números de hasta 23 dígitos, además del signo correspondiente. No trabajaba en código binario, sino decimal. Realizaba las cuatro operaciones básicas. La memoria se gobernaba manualmente mediante un juego de interruptores. En ella se podía introducir 70 constantes. Las instrucciones se introducían mediante cinta perforada. Su diseño básico se encuentra en los trabajos de Bagbage. Tanto Aiken como Stibitz y Zuse desarrollaron versiones de sus diseños sin saberlo.

ENIAC (1946):
En 1946 Mauchly y Eckert presentaron el proyecto ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer). Un año antes de que se terminara el ENIAC el matemático húngaro Von Newman se unió al equipo. Durante su desarrollo Von Newman maduró la idea de alojar las instrucciones en una memoria de mayor capacidad que los acumuladores que estaban usando. En enero de 1947 iniciaron los trámites de la patente, solicitada en junio y concedida nada menos que en 1964. La ENIAC se instaló en un polígono de pruebas del ejército en Aberdeen (Maryland) donde fue muy efectiva resolviendo cálculos artilleros. Estuvo en funcionamiento 10 años a pesar de las mejoras que se introducían a las nuevas máquinas que se iban ideando. Fue utilizada en tareas diversas como cálculo de tablas balísticas, previsiones atmosféricas, cálculos relativos a la bomba de hidrógeno, proyectar diseños de túneles de viento, efectos aerodinámicos e investigación de los rayos cósmicos.

UNIVAC I (1951):
[Universal Automatic Computer]. Desarrollada por Eckert y Mauchly y comercializada por Sperry Rand. Heredera de las ideas de von Newmann sobre el programa incorporado. Proyectos anteriores que también lo tenían fueron la ESDAC y la EDVAC (1950). Fue el primer ordenador que contemplaba la venta para uso en la actividad comercial. Disponía de un programa memorizado y de circuitos de control automático. Su capacidad era diez veces superior a la ENIAC. La primera unidad fue entregada a la oficina federal del censo (1951). Fue utilizada en los cálculos de las elecciones presidenciales que ganó Eisenhower (1952). Las empresas le dieron en uso en tareas de nóminas, facturación y contabilidad. Fue la primera en fabricarse en un proceso en serie fuera de centros públicos o de investigación. Al año siguiente se comercializó la IBM 701.

I.B.M. (1924):
Una de las impulsoras fundamentales de la investigación computacional en las décadas de los 30 y los 40. Patrocinó el proyecto de Howard Aiken de crear una computadora de propósito general (1939) del que resultaría la MARK I (1944), montada en sus instalaciones de Endicott. Durante los 50 tiene éxito al desarrollar sistemas como el 701, diseñado para aplicaciones científicas (1953), y el 705, especialmente apropiado para actividades comerciales. Aiken no volvió a colaborar con IBM. Entre los modelos de la segunda generación (transistores) con más aceptación está la serie 1400 y 1700.

En 2015 se desarrolló un algoritmo capaz de aprender nuevos conceptos a partir de uno o unos pocos ejemplos reales. El sistema se ha probado con el aprendizaje de la escritura manual en 50 lenguajes, incluido el sánscrito, el gujarati, el glagolítico y algunos recién inventados por los científicos. El concepto es aplicable a casi cualquier otra cosa, como aprender un paso de baile, manejar un nuevo artilugio electrónico o enfrentarse creativamente a una clase imprevista de problemas. Un comportamiento al que rara vez tildamos de “robótico”, pero que los robots manejarán pronto con soltura.


[ Menú Principal | Tablón | Youtube | Microsoft | Blogger | Nanotecnología ]