MAR
Plástico en el mar



Plástico en el mar:
Los efectos de la contaminación por plástico en el medio marino son muy preocupantes. Cada minuto se vende un millón de botellas de plástico. Para el 2050 se estima que habrá tanto plástico como peces en el mar. El documental Plastic Shores - Ed Scott-Clarke (2012) trata de alertar sobre los efectos que causa el plástico ingerido por los peces y la sustitución de plásticos por otros materiales. En 2010 la producción global de plástico alcanzó los 300 millones de toneladas. Un tercio del plástico producido se empleó en envases desechables. En el Reino Unido, 3 millones de toneladas de plástico se desechan cada año, un 1% del total del plástico fabricado anualmente en todo el planeta. La producción de envases de plástico es barata y los envases resultan muy duraderos. El 80% del plástico que acaba en el Mediterráneo fue previamente depositado como desecho en tierra. La acción de los rayos ultravioletas constituye su principal medio de degradación, pero es un proceso lento. El plástico abandonado en el mar atrae gran cantidad de sustancias tóxicas como el DDT o los PCB. Casi la totalidad de las aves marinas de islas remotas y deshabitadas contienen partículas de plástico en su aparato digestivo. El examen de álbatros encontrados muertos revela que ingieren mucho plástico de todas las formas y colores. Las especies que más se resienten de la ingesta de plástico son los siete tipos de tortugas marinas. Los análisis de especies pescadas en lugares remotos como la austral centolla magallánica revelan la presencia de microplásticos en su organismo. En 2011 científicos del Woods Hole Oceanographic Institution aislaron un grupo de bacterias que degradan el plástico. El grupo liderado por Tracy Mincer las recogió en muestras de plástico procedentes del mar. Las bacterias consiguen disgregar y digerir pequeñas cantidades de plástico. El descubrimiento fue presentado en el congreso internacional de contaminación marina celebrado en Hawai (2011).

Plastic Planet:
Estos son los restos de plástico encontrados en los estómagos de 4 crías de albatros que fueron encontradas muertas en las islas Midway. Los albatros adultos vuelan hasta el Pacífico Norte y todos estos restos plásticos flotan en la superficie del océano. Ellos los comen y los llevan a sus nidos, donde los regurgitan para alimentar a sus crías. Éstos perforan sus estómagos y las crías mueren. [...] Es un planeta plástico... porque hay una capa de plástico cubriendo el planeta entero. Estas pequeñas partículas cubren la superficie de la tierra. El viento las mueve, el mar las arrastra y se depositan en la tierra y en el fondo del océano. Descubrí la verdadera dimensión de la contaminación plástica en el océano en 1997 Teníamos una relación plástico-plancton de 6 a 1 en 1999. Si fuéramos ahora al área de mayor acumulación los encontraríamos en relación de 60 a 1. En el futuro, se encontrará plástico en cualquier parte del planeta porque el plástico no se biodegrada y seguirá apareciendo en las muestras. [Aunque parece limpio] no puedes verlo sobre la superficie del líquido. Cualquier cosa pesada se hundirá en el agua y en la superficie sólo se pueden ver los objetos grandes que flotan. Los peces confunden el plástico degradado con plancton y comen hasta saciarse. Terminan con el estómago lleno de plástico. Los residuos de la civilización han contaminado todo el océano. No hay forma de recuperarlo. No puedes sacarlo de ahí. Nadie podría limpiar todo esto. Y cada vez hay más y más. (Capitán Moore a bordo del oceanógrafo Alguita entre Los Angeles y Hawai)


Out of Plastics:
[Documental dirigido por Line Hadsbjerg]. Desde 1960 la producción mundial de plástico se ha multiplicado por 20. Cada año, entre 5 y 13 millones de toneladas de este material acaban en los océanos. Podríamos pensar que en la Unión Europea somos unos campeones, porque aportando la cuarta parte del PIB mundial solo tiramos al mar entre 150.000 y 500.000 toneladas al año de plástico, menos del 5% del total. Pero el Mediterráneo es un mar cercado por una veintena de países pertenecientes a tres continentes, que se convierte así en el receptor natural de una ingente masa de basura. A pesar del verde turquesa de nuestras calas que lucimos en las fotos de Instagram, la densidad de microplásticos en nuestras aguas es comparable a las áreas de mayor acumulación en los océanos de Asia y Africa. [...] Apunta hacia la única vía posible para mejorar la situación: la colaboración. Esto no va de enfrentarse, va de empujar en la misma dirección alineando a las diferentes partes del sistema hacia objetivos comunes, razonables pero ambiciosos. (José Manuel Barquero, 2018)


[ Inicio | Mar | Granadilla | Calentamiento | Arena | Ballard | Antártida | Sobrepesca | Prestige | Plancton ]