Jazz
Billie Holiday



Billie Holiday Billie Holiday (1915-1959):
Tuvo padres precoces y una desafortunada infancia. Su padre, Clarence Holiday, músico con 15 años en la banda de Fletcher Henderson, abandonó muy pronto a la familia. La información de la "autobiografía" de William Duffy ofrece poca confianza. Cuando de joven cantaba temas populares lo hacía también con su tono único. El productor John Hammond comprobó sus posibilidades en el club Monette´s (1932) y prepara unas sesiones con Benny Goodman. Su primer disco fue Your Mother's Son-In-Law (1933). El 23 de noviembre de 1934 recibió buenas críticas en su presentación en el Apollo. En 1936 se asocia con el pianista Teddy Wilson realizando grabaciones con un pequeño grupo para el circuito de máquinas tocadiscos. Los temas clásicos de la música popular como Why Was I Born o The Man I Love se transformaron adaptados por su personalidad y la mágica colaboración de Lester Young. En 1938 sale de gira con la banda de blancos de Artie Shaw.

En 1939 se convierte en éxito inesperado su versión cantada del poema antirracista de Lewis Allen Strange Fruit Su reconocimiento como cantante de jazz y blues fue creciendo mientras actuaba en pareja con Bobby Henderson. Empezó a presentarse regularmente en numerosos clubes en la calle 52 y en Manhattan. Tendió a asociarse con músicos de jazz en términos de igualdad. Ofrecía un repertorio jazz de temas exigentes, con los que mostraba su musicalidad instintiva, pero que no eran lo bastante comerciales como éxitos de ventas. La carrera de solista le atraía y la aterraba al mismo tiempo. nunca consiguió librarse de la inseguridad derivada de los sufrimientos de su infancia, ni de la necesidad de una figura paternal. A mediados de los cincuenta su salud y sus perspectivas profesionales aumentaron. Con ayuda del empresario Norman Granz volvió a salir de gira y a grabar. Aunque consiguió apartarse de las drogas duras, sus actuaciones se volvieron más erráticas y sus depresiones fueron en aumento.

Su limitada tesitura de una octava la compensó con un sentido rítmico implacable, una sutil expresión. Conseguía gran inmediatez emocional con su pionero estilo íntimo con micrófono. Su voz se acercaba al sonido del saxo sin que diera la impresión de estar imitándolo. Reconociendo su deuda con Bessie Smith y Louis Armstrong decía: Siempre quise el gran sonido de Bessie y el sentimiento de Pops.

Para Carma Edel


[ Tablón Música | Ella | Improvisaciones (1993) | Polo (1997) | Jazz modal | Jazz ]