HISTORIA
Documentos
José de San Martín



José de San Martín José de San Martín (1779-1850):
Nació en Yapeyú, Argentina. Hijo de españoles afincados en el virreinato de Río de la Plata, su familia volvió a España cuando él contaba seis años de edad. Se formó en el regimiento de infantería de Murcia, y a lo largo de dos decenios sirvió en el ejército español en campañas militares contra ingleses, norteafricanos y portugueses. Durante la invasión napoleónica, combatió en Bailén (1808). Ya con el grado de capitán, en 1811 solicitó el traslado a América. En su nuevo destino, su hasta entonces indiscutible fidelidad a la Corona española cambió para ponerse del lado de la independencia sudamericana. Se trasladó a Buenos Aires, principal centro nacionalista durante la ocupación napoleónica de España, y asumió la responsabilidad de organizar los ejércitos del lugar. Es difícil aventurar qué propició exactamente este cambio ideológico, pero algunas teorías afirman que el trato despectivo que los nacidos en el Nuevo Continente recibían en España le llevaría a sentirse más identificado con las aspiraciones criollas. Su amistad con ciudadanos ingleses pudo también haber influido en su cambio de orientación, pero, en todo caso, lo cierto es que San Martín siempre lamentó haber dedicado veinte años de su carrera al servicio de España.

En Chile, Ecuador y Perú:
El criollo de la causa independentista peruana José de la Riva Agüero fue apresado en su intento de ponerse en contacto con las tropas argentinas de San Martín en marcha hacia Chile. Con su tenacidad indoblegable y gran capacidad previsora San Martín puso en práctica un audaz plan: consciente de la necesidad de conquistar el virreinato del Perú, bastión de los realistas, efectuó un lento avance a través de los Andes (acción por la cual se le ha llegado a comparar con el mismo Aníbal) que llevó a su disciplinado ejército a liberar Chile, de nuevo bajo poder realista tras su alzamiento. Sus tropas asediaron a los realistas que fueron definitivamnente vencidos en los llanos de Maipú. Renunciando a quedarse allí, armó una flota. El 18 de agosto se embarcó en Valparaíso con el "Ejército Liberador del Perú y tras un año de asedio, consiguió tomar Lima (10 de julio de 1821). Los realistas huyeron a la Sierra. El 24 de mayo de 1822 obtuvo la victoria de Pichincha que decidió la independencia de las tierras ecuatorianas. Convocó el primer Congreso peruano y promulgó el Estatuto Provisorio. El primer Congreso peruano fue un golpe fatal para los proyectos monárquicos de San Martín, pues declaró que la nación se denominaba República Peruana. En septiembre de 1822, tras mantener una reunión secreta con Simón Bolívar, cuyos detalles aún no se ha logrado desvelar, renunció a todas sus aspiraciones políticas. Embarcó en el bergantín Belgrano y se alejó para siempre de las costas peruanas. En gratitud a San Martín, "Gran Capitán de los Andes", el Congreso del Perú le declaró "Fundador de la Libertad del Perú". Se exilió en Europa por el resto de sus días. Murió en Boulogne-sur-Mer (1850).

Flota española en Cádiz Conquistas marítimas:
En Argentina, la revolución emancipadora tuvo un carácter colectivo y popular, contando con un prolegómeno en las luchas sostenidas por Buenos Aires, en 1806 y 1807, contra los ingleses. En su tierra nacería José de San Martín -el otro gran libertador- que no sólo da la independencia a su país en 1816 sino que extendió su acción emancipadora a gran parte del continente. Al contrario que Bolívar que era un táctico brillante, San Martín era un magnífico estratega que proyectaba sus pasos de forma cuidadosa. Su relación con el mar se inicia en España, cuando de segundo teniente estuvo embarcado en los buques de la Armada, en donde comenzó a forjar su mentalidad naval, lo que empieza a vislumbrarse a través de sus escritos, como el que dirige a Nicolás Rodríguez Peña, en el que aparece su idea de una expedición marítima para liberar Perú, los conceptos que le mereció la caída de Montevideo, y otros juicios sobre su teoría de que "no dominando el mar es inútil avanzar una línea fuera de ese territorio". Posteriormente comienza a ver claro que la proyectada invasión al Alto Perú estará condenada al fracaso si no se consigue llegar primero a Chile, para emprender desde allí la conquista de Lima por mar, para lo que necesitaba la colaboración de la escuadra chilena. La gestión para la búsqueda de medios y recursos fue dura, pero su intuición naval le ayudó en el empeño, formando al final una flota con la que consiguió sus objetivos [1821] y, tras recorrer 1.500 millas en 18 días, pudo proclamar la independencia del antiguo virreinato, con lo que pudo constatar que con su escuadra era capaz de dominar el Pacífico Sur, después de haber conseguido el dominio del mar en Chile. San Martín fue el creador de la escuadra peruana, hecho considerado vital para salvaguardar su independencia. (Manuel Maestro)


[ Menú Principal | Menú documentos | Menú varios | La Palma | Isleños Luisiana | Puerto ]