Canarias
Desarrollo sostenible



Canarias: Playa Espacio sostenible:
El desarrollo mal entendido acaba siempre en desarrollismo, que no es lo mismo, y que supone la definición destructora de una acción que en teoría debe ser positiva para toda sociedad. Canarias ha sufrido y sufre esta confusión que la atenaza en su frágil y limitada geografía insular. [...] Canarias tiene en la actualidad más bocas que alimentar que en cualquier época de su historia. La saturación de su espacio, presa anhelada casi siempre con codicia, presupone que todo pedazo de territorio tiene un valor, un precio que pende de forma inexorable hacia el vacío de su autodestrucción. Pero el espacio insular, aunque escaso, no siempre tiene precio, no cualquier precio, porque estaríamos vendiendo todo lo que tenemos: el futuro, el nuestro y el de quienes deberían sucedernos en esta tierra. No debemos permitir que nuestras ilusiones sean las últimas, porque la isla es la perfecta conjunción de la fragilidad, de lo vulnerable; pero no por ello, de lo finito en extremo. [...] La máxima responsabilidad de una sociedad es su bienestar, pero para lograrlo no basta el presente, porque las raíces de la sociedad se entierran en su cultura, en su pasado, se expresan en su presente y se proyectan en su futuro. La conservación de la memoria como precisa arma para eludir errores en el futuro es determinante, y lo es más no sucumbir a la tentación aterradora de beneficios rápidos que nos traen fantasmas de desierto insular. Ese hilo sutil que nos une con la naturaleza existe, y por ello la sostenibilidad conforma una parte inseparable del desarrollo racional. (Jorge A. Liria) Según H.Spencer (1820-1903) el sentido de la existencia consiste en exigir a seres cuya ley fundamental es el placer que se sacrifiquen por sus futuros sucesores, a los que, pese a no conocer, han de preparar un mundo mejor. Y no por altruismo simple o morboso masoquismo partidario de la automortificación, sino por el profundo convencimiento de que los hombres, como parte que son de la vida, serán siempre posteriormente superados, en consonancia con las leyes de la evolución de la vida. El sentido del evolucionismo es no entorpecer la vida comprendiendo su desarrollo. Frente a tal ideal, la actual degradación a que sometemos el habitat, la destrucción de zonas verdes y el mar suponen su total negación.


Descripción escrita en 1882:
Los naturales de las Islas Canarias, viviendo sobre un suelo volcánico; sembrado de cráteres apagados; cortado por enormes rocas y cascajares entre los que se pierden los veneros de agua; azotado por los vientos de Libia que en ocasiones trasladan nubes de arenas y de langostas; en lucha con la naturaleza, son laboriosos, sufridos, valientes, apasionados, honrados, de comprensión pronta y fácil, expresivos en sus pañabras, que modulan con atractivo acento musical. En los primeros tiempos de la conquista, eran las Islas Canarias como inmensas macetas de eterna verdura en medio del Océano. Los bosques de laureles casi llegaban a las orillas del mar: el pino canariense cubría de eterno verdor las más altas montañas, y, en sus regiones propias, los mocanes, los madroños con sus anaranjados frutos, los acebuches con sus negras aceitunas, las altísimas palmas, los gigantescos brezos, las boemerias con sus flores rosadas, los odoríferos tilos, la canarina ostentando sus soberbias campanillas, las múltiples labiadas con sus odorífers flores, los viburnos con sus preciados ramilletes, el pinillo con su tirso azul, poblaban las islas mágicas sombras, de retiros encantados, cuyo austero silencio sólo interrumpía el eco del cristalino venero saltando a lo lejos entre las rocas, o el canto de los pintados pajarillos posados en las altas ramas u ocultos entre la impenetrable fronda. (Góngora y Martínez, Nociones de Historia General)


Granadilla: Playa El Ayuntamiento de Granadilla (04/04/07):
[...] A estas alturas de la historia constatamos la capacidad extraordinaria del poder para adulterar los principios de una verdadera democracia, tanto en las organizaciones políticas como en las instituciones. Hemos sido testigos y sufridores de una partitocracia donde el principal objetivo de los partidos políticos, ha sido utilizar el poder para perpetuarse en él. No olvidemos la extraordinaria pareja de hecho que forma con el poder económico, que es en realidad quien manda. Los dueños del dinero tienen como primer objetivo ganar más y más dinero a costa de lo que sea. Se cargan el territorio, destruyen los recursos, contaminan el mar y el aire, generan pobreza y desigualdad: nada importa mientras su patrimonio siga aumentando. Y así no tenemos más remedio que soportar el deterioro del medio ambiente y de la sociedad en general que ha perdido valores democráticos como la libertad de expresión, participación ciudadana, solidaridad, igualdad, pluralismo... En este contexto, el Ayuntamiento de Granadilla de Abona se encuentra con un equipo municipal que, después de 16 años de gobierno, está más preocupado por continuar en el poder que por abordar los retos que tiene Granadilla. - Un crecimiento demográfico disparatado, de 1996 a 2006 ha pasado de 20.000 a 40.000 habitantes. - Un crecimiento económico irracional, desarrollista, basado en grandes infraestructuras injustificadas y una política urbanística de cemento y piche. (Antonio Cabrera)

[Obras devastadoras:]
[...] Sí le pediría [a Paulino Rivero] que vaya un poco más allá y que se moje, para que en Canarias no se siga actuando de la forma irresponsable que se viene actuando, machacando el Medio Ambiente y propiciando el Cambio Climático. Y digo que se moje, porque hay que mojarse para frenar a esos empresarios tan acostumbrados a actuar sobre nuestro territorio de cualquier forma en su propio beneficio, que montarían en cólera por ello. Señor Presidente del Gobierno de Canarias, tenemos muy poco para vender en las islas y carecemos de materias primas, prácticamente nuestro sostén es el turismo y la abandonada agricultura, recuperémosla. Mimemos el Medio Ambiente y el Medio Natural, que es lo que los turistas vienen buscando a Canarias, y tratemos de conseguir, como sea, una soberanía alimentaria para nuestras Islas, algunos países ya lo están haciendo. De esta manera sí actuaríamos inteligentemente y no como se viene haciendo, con actuaciones disparatadas que deterioran gravemente el Medio y propician ese Cambio Climático que nos está pasando facturas. Ahora debe prohibir, de forma tajante, que ni un solo metro cuadrado de los quemados, sea utilizado para otros fines que no sean su propia reforestación, con lo que también conseguiría castigar a posibles pirómanos interesados. Hay demasiadas obras en ejecución y/o en proyecto en estas Islas Canarias, totalmente innecesarias y tremendamente devastadoras, que hay que abortar de forma responsable. De entre ellas, quiero hacer referencia de nuevo a una que generaría unos gravísimos efectos negativos de carácter irreversible, que aún estamos a tiempo de parar. Me estoy refiriendo al proyecto del puerto de Granadilla, proyecto que, además, es un disparate técnico de considerables dimensiones. [...] (Cándido Quintana 06/08/07)


Cumbre de Johannesburgo (2002):
La Cumbre mundial sobre el desarrollo sostenible de Johannesburgo (04/09/2002) fue precedida de un gran trabajo preliminar de los expertos internacionales. Prestigiosas organizaciones interestatales y no gubernamentales presentaron en sus propuestas las vías para reconducir la comunidad internacional hacia un desarrollo sostenible. Además de 104 jefes de estado y de gobierno, participaron más de 21.000 personas (9.000 delegados gubernamentales, 8.000 representantes de las ONG y 4.000 profesionales de los medios de información). El número de personas que participaron en la cumbre o en alguna de las actividades relacionadas ascendió a 50.000. Los resultados dan pie a un cauteloso optimismo. A pesar de las serias divergencias que se mantienen con relación a las prioridades y modos de actuación, fueron refrendados los objetivos y compromisos establecidos en la Agenda 21. Reflejo de ello fueron los documentos más importantes de la cumbre, la Declaración de Johannesburgo (The Johannesbourg declaration of sustainable development) y el Plan de implementación. Fueron incluidos los compromisos de restaurar para el 2015 los recursos pesqueros sobreexplotados, disminuir para 2010 la destrucción de la biodiversidad, suprimir para el 2005 la producción de productos químicos tóxicos e incrementar el suso de las fuentes de energía renovables (ámbito reconocido como problema urgente aunque las objeciones de EE.UU. impidieron la consecución de acuerdos concretos). Los gobiernos asumieron compromisos concretos en cinco áreas prioritarias: suministro de agua y energía, sanidad pública, agricultura y biodiversidad. Entre ellos destaca el de ampliar el acceso a las fuentes actuales de energía a los 2.000 millones de personas que a principios del s.XXI se hallaban privadas del mismo, así como la renuncia a subsidiar la producción de energías contaminantes (en especial el carbón). En apoyo de esta decisión un grupo de las más importantes corporaciones energéticas firmó un acuerdo para la promoción de proyectos de suministro limpio en los países en desarrollo. Una noticia significativa fue la declaración conjunta sobre el desarrollo sostenible firmada por dos organizaciones tan dispares como Greenpeace y el Consejo mundial empresarial, declaración en la que se exhorta a todos los gobiernos a demostrar su voluntad y responsabilidad política a la hora de garantizar el cumplimiento de los compromisos de defensa del medio ambiente sobre la base de la convención marco de Naciones Unidas acerca del cambio climático (emitida 1992) y el protocolo de Kyoto. Entre las iniciativas de cooperación apoyadas en la cumbre se encuentra la Nueva estrategia de cooperación para el desarrollo africano, para cuya financiación los países del G-8 se comprometieron a aportar en cuatro años 6 milliardos de dólares.


[ Menú | Indice Granadilla | Cruises | Vertidos | Sobrepesca | Logística | Puerto s.XX | REF | ZEC ]