HISTORIA
DOCUMENTOS
Micenas



Micenas:
Según Homero la ciudad de las anchas calles, rica en oro, fue residencia de los grandes reyes de la Grecia prehistórica. Las excavaciones realizadas en esta antigua localidad del norte de la Argólida, en el Peloponeso, demuestran la veracidad de sus afirmaciones. En opinión de los arqueólogos, Micenas constituyó el centro de la primera civilización avanzada griega. Su época de esplendor se sitúa entre 1400 y 1100 a. de J.C., fecha en que la invasión doria acabó con ella. Al parecer fue una civilización eminentemente guerrera y comerciante. Sus príncipes habitaban las ciudadelas fortificadas de ciudades tales como Micenas, Pilos y Tirinto. Pueblo marinero, hacia el año 1400 a. de J.C. tras la caída de Creta, Micenas se convirtió en la principal potencia marítima de a época. Las ciudades micénicas desarrollaron sus actividades comerciales en el Mediterráneo oriental, Egipto y litoral del mar Negro, donde intercambiaban sus cerámicas, trabajos en bronce y otros productos por grano, madera, metales y ámbar. La riqueza y el bienestar fueron en aumento y Micenas se convirtió en un reino poderoso y consolidado. Gran parte de lo relatado por la mitología griega se consideró mera leyenda hasta que Schliemann inició sus excavaciones en Troya (1871), Micenas (1874-76) y Tirinto (1884-85). En la ciudadela de Micenas se hallaron seis tumbas del siglo XVI a. de J.C. que contenían un auténtico tesoro en armas, vasijas y joyas, destacando, sobre todo, las máscaras de oro que cubrían los cuerpos momificados (Schlienlann aseguró haber rescatado los restos del propio Agamenón). De fecha algo posterior son otras nueve tumbas, de grandes dimensiones y con forma abovedada, como la denominada de Atreo, con su magnifico tesoro. En las excavaciones realizadas en el palacio de Néstor, en Pilos, se encontraron numerosas tablillas de arcilla con inscripciones en escritura minoica, llamada escritura lineal B. Fechadas entre el siglo XV y XIII a. de J.C., no fueron descifradas hasta l952 y su contenido ha contribuido de modo decisivo al conocimiento de la sociedad micénica. Las migraciones y la llegada de la Edad del Hierro debilitaron la civilización micénica, al igual que sucedió con otras muchas de la Edad del Bronce. Quizá la guerra de Troya fue el último intento de los micénicos por acabar con el control troyano del comercio de grano con el mar Negro (1200 a. de J.C.). Cuando los dorios invadieron las ciudades micénicas y acabaron con su civilización ésta se encontraba ya en franca decadencia.

La cultura micénica invade Creta y se adueña del mar Egeo (1400 a.C.):
Los pacíficos campesinos se dedican al pastoreo, cultivan cereales en un clima propicio y enriquecen su dieta gracias a la pesca. Pero desde el norte ya amenazan las primeras incursiones de guerreros extranjeros. Perteneces a tribus nómadas indoeuropeas -principalmente jonias y aqueas- que avanzan hacia el sur desplazadas a su vez por otros pueblos en fase de expansión. Cuando por fin llegan a territorio griego, hacia el 1900 a.C., somenten fácilmente a la población autóctona -aunque posee un mayor nivel cultural-, y se hacen sedentarios; al fin y al cabo, ya no pueden llegar muy lejos a pie, puesto que han entrado en una península. Poco a poco, los recién llegados se van mezclando con el pueblo y se impregnan de su cultura. No obstante, eso no significa que se volvieran más pacíficos: el abrupto paisaje favorece la formación de clanes, que se combaten siguiendo la tradición de sus antepasados. Además, es probable que los cretenses, que de vez en cuando se aproximaban a las costas griegas con sus barcos mercantes, también provocaran el desasosiego en estos primitivos helenos. Así las cosas, los jefes de los diferentes clanes hicieron construir sólidas fortalezas en Micenas, Tirinto, Argos, Pilos, Atenas, Esparta y otros lugares. A partir de 1550 a.C., con el fin de volver a dormir en paz -y, llegado el mometo, descansar eternamente-, ejércitos de esclavos erigen enormes murallas alrededor del mégaron, donde están los edificios públicos, y de las necrópolis, donde ciclópeas sepulturas guardan el sueño y los tesoros de los muertos más prominentes. Mientras tanto, también han aprendido a construir barcos y a navegar por los mares. De esta forma llegan, hacia el año 1400 a.C., a Creta, donde, si bien quedan impresionados por la superior civilización minoica, no tendrán reparo en someter a los pacíficos cretenses y en saquear sus palacios.

Costas de Asia menor:
Y ya que están ahí, aprovechan para ocupar las islas del mar Egeo. Una vez que han arrebatado el dominio marítimo a los cretenses, las costas de Asia Menor también se encuentran abiertas. Quizá fuera realmente una hermosa mujer, como narra Homero, la causa de que Aquiles armara un ejército y destruyera Troya, la ciudad de Príamo, hacia 1250 a.C. Sin embargo, por muy impresionantes que sean sus fortalezas y amplias sus incursiones por el Egeo, los griegos -Homero los llama aqueos- no consiguen formar un imperio unificado, ya que están demasiado diseminados para ello.

Invasiones de dorios, tracios y macedonios (1200 a.C.):
Hacia el año 1200 a.C. va cobrando fuerza un peligro procedente del norte, contra el cual los hasta entonces despreocupados guerreros no podrán hacer nada, pues han permitido el deterioro de sus fortificaciones, probablemente por falta de enemigos exteriores. Pero aquí los tienen ahora. Dorios y tracios, pueblos jóvenes y belicosos, penetran imparables hacia el sur, expulsados de sus asentamientos del este de centroeuropa por los ilirios. Mientras los dorios conquistan Grecia central y el Peloponeso, los tracios se asientan en la actual Grecia nororiental. Por su parte, los macedonios se establecen en el norte de Grecia,al oeste de los tracios. La invasión de los dorios termina con el primer periodo de esplendor de la civilización griega, denominado "época heroica" por los escritores.


[ Inicio | Documentos | Antigüedad | Mitos | Ulises | Cartografía Griega | Homero ]