APUNTES
Madrid 11 Marzo 2004



Nos han matado a tantos que somos casi todos. Cruel, atroz, injusto, cobarde. Cualquier acto terrorista es injustificable. No hay un grupo terrorista menos malo que otro. No llegan a saber lo que han hecho. Algunos se atrevieron a descartar a ETA desde el principio por razones humanitarias, porque le otorgan una razonable moralidad, porque estas víctimas trabajadoras eran totalmente inocentes, porque este crimen sí es muy cruel. ETA, Al Qaeda, son la misma mierda.

El pueblo:
Madrid es excepcional. La buena gente abunda en la ciudad. Sacó lo mejor de sí misma. Reaccionó con ejemplar generosidad, solidaridad y civismo. Arriesgó la vida en situaciones peligrosas. Consoló a los que sufrían haciendo suyo su dolor. Los madrileños dejaron el coche en casa facilitando el paso a las ambulancias. Trasladaron lo mejor que pudieron a los hospitales a cientos de heridos. Entregaron su sangre y sus mantas. Doblaron turnos de trabajo, más allá de su resistencia, sin atender al cansancio. Expresaron su dolor y rabia con serenidad, entereza y fortaleza de espíritu.

Familiares:
Arroparlos, darles calor y consuelo sería lo primordial. Nada más humano que instintivamente ponerse en su piel. No le queda nada para digerir el futuro. Ninguna palabra conforta un dolor tan extremo. ¿Quién puede dar fuerza a otro ante el horror? Las comparecencias de las asociaciones de víctimas en la comisión parlamentaria no pudieron ser a puerta cerrada debido a la presión de la opinión pública. Las víctimas dieron ante la Cámara, de nuevo, una lección de dignidad a los grupos políticos.

¿Qué debemos hacer?:
Debemos aumentar la unión y el empeño colectivo. Demostrar a los terroristas que no se harán cesiones a chantajes y que serán derrotados. Denunciar las medias tintas y complicidades soterradas. Establecer planes y estrategias de calado y largo alcance contra quienes alimentan y estimulan el terrorismo. Conseguir una colaboración internacional efectiva. Coordinar y centralizar la lucha internacional. Evitar que las respuestas pasionales enturbien la reflexión.

La Iglesia:
Que el odio y el rencor no echen raíces entre nosotros... La sociedad debe mostrarse más firme en sus convicciones y evitar cualquier acto personal de revancha. El ataque no debe considerarse un acto de agresión de una cultura sobre otra, sino como la barbarie de unas personas que actuaron de manera indiscriminada y buscando hacer el máximo daño posible. (José Manuel Peco, párroco de San Raimundo de Peñafort)

Es así, apoyándose en la análoga contribución de todas las fuerzas sanas del Continente, como se puede mirar adelante con confianza y esperar un futuro mejor... Los que creen en Dios, sobre todo, tienen que comprometerse para la edificación de un mundo más fraterno y solidario. (Juan Pablo II)

Entre tanto horror, marchemos de aquí esta noche con la certidumbre del triunfo del bien. (Cormac Murphy-O'Connor. Primado católico en UK)


(*):
Después de los ataques del 11-S, el Congreso de EE.UU. encargó a un prestigioso académico y diplomático, Philip Zelikov, la elaboración de un informe en el que se examinaran los eventuales fallos de seguridad previos a los ataques. Apoyado por un nutrido grupo de trabajo, Zelikov despachó un informe de 585 páginas en el que dio cuenta exhaustiva de los importantes fallos de coordinación entre agencias que impidieron evitar los atentados.


[ Inicio | Africa | Medem | Chomsky | Escohotado | Nacionalismo | Condolencias | Fundamentalismo ]