HISTORIA
DOCUMENTOS
Industria y comercio de Florencia




Palazzo Vechio Emplazamiento de las ciudades toscanas y las marismas:
Región de estrechas llanuras, naturalmente pantanosas, cortadas por valles encajonados entre las colinas que se elevan más y más a medida que vamos hacia el este y hacia el sur; y, en él, las ciudades. ¿Dónde encontramos las primeras, las más antiguas de todas? Exactamente en el último piso, sobre las pendientes medias, hoy cubiertas de viñedos y olivares. Allí se alzaban las ciudades etruscas, las oppida, escalonadas a muchos centenares de metros sobre los valles, colgadas sobre las colinas: Hochbrückenstädte, las llama A. Philippson. En cambio, Pisa, Luca y Florencia, ciudades de la llanura, adquieren rango tardíamente, en la época romana. La amenaza de los pantanos alrededor de Florencia continuará todavía largo tiempo. Todavía en el siglo XVI la región baja de la Toscana no estaba totalmente desecada. En conjunto, se observa durante ese tiempo, por el contrario, una especie de subida de nivel de las aguas perniciosas. Los pantanos ganan terreno en el Val de Chiana y en las márgenes de la llanura inundada del lago Trasimeno. Las fiebres se extienden en las marismas, en la llanura triguera de Grossetto, donde todos los esfuerzos de la política de los Médicis -por otra parte, proteccionista en extremo- no llegaron a desarrollar el cultivo intensivo del trigo necesario para la gran exportación. [...]

Desecación de la marisma:
Tampoco tuvieron éxito [esfuerzos de desecar terrenos venecianos para cultivo] -a pesar de lo que pudiera decir la prensa de la época, es decir, los cronistas oficiales- las tentativas del gran duque Fernando en la marisma toscana y en la depresión del Val di Chiana. Los grandes duques, desde Cosme, trataron de crear una región cerealista en la marisma (empresa equivalente, pero en mayor escala, a la que Génova intentaba llevar a cabo en la planicie oriental de Córcega). De ahí las medidas en favir de la colonización, los préstamos en dinero y víveres, los reclutamientos de mano de obra y, en algunos lugares, los trabajos de saneamiento; Grossetto, en la Ombrona, se convirtió en puerto de exportación de granps con destino a Liorna... Reumont, en su vieja Historia de Toscana, cita claramente las razones por las que esta tentativa fracasó a medias. Los grandes duques perseguían dos objetivos contradictorios: crear una planicie cerealista, lo cual implicaba fuertes gastos, y establecer un monopolio de compra de granos en su propio beneficio, es decir, un sistema de ventas a bajo precio. Debería, por el contrario, haberse abierto el mercado a la competencia de todos los compradores del Mediterráneo. Porque las operaciones de bonificación de las tierras son muy onerosas, y el rendimiento, la utilità, no siempre guarda proporción con las inversiones. (Braudel)


[ Menú | Papini | Dante | Sicilia | Galileo | Renacimiento | Venecia | Nápoles | Génova | Notas ]