HISTORIA
DOCUMENTOS
Alejandro VI




Alejandro VI (1492-1503) El papa Alejandro VI (1431-1503) [Rodrigo de Borja]:
Nacido en Játiva, hijo de Godofredo Lenzolio y de Juana Borgia, hermana de Alfonso Borgia (papa Calixto III desde 1454 a 1458). Su tío lo nombró cardenal a los 25 años y más tarde Legado y Vicecanciller, puesto que consiguió conservar mientras se sucedían cinco pontífices. En 1492 con el respaldo español y una costosa compra de votos entre los cardenales es proclamado papa. Logró imponerse al candidato de Carlos VIII de Francia, Julio della Rovere, futuro papa Julio II y constante adversario. A la muerte de su tío Calixto III los romanos habían asaltado los palacios de 'los catalanes', y su subida al poder fue también acogida con gran escándalo al ser conocidos sus desórdenes morales. Con Rosa Vanozza, hija de una antigua amante, tuvo cinco famosos hijos. Su hijo mayor, Pedro Luis Borgia, se unió al ejército de Fernando el Católico, quien le concedió el título de Duque de Gandía y le prometió la mano de su sobrina María Enríquez de Luna. Los años de papado de Alejandro VI fueron muy convulsos en Italia. En 1493 fortaleció su alianza con los Sforza de Milán casando a su hija Lucrecia (1480-1519) con Giovanni Sforza, Conde de Pesaro. El 3 de mayo de 1493 publica la primera bula inter caetera sobre los derechos a las nuevas tierras descubiertas por Colón. Su redacción parece haber sido esbozada en la corte de los Reyes Católicos, entonces en Barcelona. El asunto fue llevado con mucha urgencia ante la reacción del rey portugués João II. Tras su proclamación Andrea Doria sale de Roma antes de ser expulsado por servidor incondicional de Inocencio VIII. El famoso condotiero genovés se pondría al servicio del duque de Urbino y pasaría a defender los intereses franceses hasta que Carlos V lo incorpora a su causa.

Fernando de Aragón El reino de Nápoles:
En 1494 muere Ferrante de Aragón y la elección de Alfonso II como rey de Nápoles no es aceptada por Francia. Carlos VIII atraviesa Milán, cerca Roma y hace que Alejandro VI se retire al castillo de Sant'Angelo. Entra en Roma el 31 de diciembre de 1494 en su viaje de conquista hacia el reino de Nápoles. En verano de 1495 la Santa Liga (España, Venecia, Milán, Alemania y la Santa Sede) derrotan a Francia en Fornuove y Carlos VIII se retira. Nápoles sería objeto de un posterior reparto entre Fernando el Católico y Luis XII. A pesar de ser un reino sometido feudalmente al papa su consentimiento no es requerido cuando se firma el acuerdo Chambord-Granada (1500). La nueva actitud de los reyes renacentistas forzó al papa a aceptar la resolución tomada por los reyes de Aragón y Francia.

El 7 de junio de 1494, a través del nuncio Francesc Desprats, interviene o intenta intervenir en el Tratado de Tordesillas entre España y Portugal que demarcaba las áreas para impedir disputas con los futuros territorios a descubrir. Durante el papado de los Borgia el catalán alternaba con el italiano en los palacios pontificios en las relaciones con familiares y colaboradores, aunque no llegó a tener la presencia que tuvo en la corte napolitana de Alfonso el Magnánimo y Ferrante I.

César Borgia Juan Borgia es nombrado Gonfalonero y encargado por su padre de una campaña en especial contra la familia Orsini que no resulta favorable. En 1497 excomulgó a Savonarola por sus encendidas predicaciones contra Roma y por sus profecías. En 1498 envía a su hijo César Borgia iniciando una aproximación al nuevo rey de Francia Luis XII. César había permanecido hasta agosto de ese año en el estado eclesiástico al que pertenecía desde que, siendo muy joven, había sido nombrado obispo de Pamplona. Disolvió el matrimonio de Luis XII, hizo cardenal a Georges d'Amboise y pactó la entrada francesa en Italia. Según Maquiavelo: Entró el rey francés en Italia con ayuda de los venecianos y consentimiento de Alejandro; y en cuanto llegó a Milán, dio tropas al papa para su empresa de Romaña [acabar con el poder de los Orsini y Colonna y ganar territorio para un principado de César Borgia], llevada a cabo gracias al apoyo del rey. Poco antes de su muerte el ejército de Gonzalo Fernández de Córdoba conquista Nápoles con tropas castellanas.

    Administración:
    El papa Alejandro VI, cuya muerte, según Guicciardini llenó de júbilo a toda Roma, ha sido enjuiciado hoy de modo distinto a como lo fuera por sus contemporáneos. Destacan su ambición personal, el intento de crear con el patrimonio de San Pedro un Estado moderno, y censuran los repartos territoriales que hizo en favor de sus amigos; pero no dejan de reconocer que organizó un gobierno ordenado, con leyes justas y buena administración; que restauró la paz y fomentó la agricultura, la industria y el comercio y, además, pretendió lograr la creación de un Estado italiano unido y fuerte, libre de injerencias extranjeras. (Marqués de Lozoya)

Cuando Julio della Rovere es elegido papa, la suerte de la familia Borgia quedó sentenciada. Alejandro VI ejerció un notable mecenazgo del que dejaron testimonio obras en Santa María Maggiore, San Pedro, castillo de Sant'Angelo y la torre Borgia. Los primeros papas del s.XVI fueron Pío III 1503, Julio II 1503, León X 1513 (hijo menor de Lorenzo el Magnífico), Adriano VI 1522, Clemente VII 1523 (sobrino de Lorenzo el Magnífico), Pablo III 1534 y Julio III 1550.

La bula y las disputas de territorios americanos:
Habiendo llegado Colón a Lisboa el 4 de marzo de 1493, cuidó de entrevistarse con Juan II, en el valle del Paraíso, distante pocas leguas de la capital portuguesa. El rey lo acogió con gran honra, pero añadiendo que aquella conquista le pertenecía (en virtud de los tratados de Alcáçovas de 1479). Cuando Colón le contestó que los reyes de Castilla y de Aragón le habían mandado que no fuera a la Mina ni a parte alguna de la Guinea, objeto de aquellos tratados, Juan II le respondió que estaba seguro de que, en ello, no habría que recurrir a ningún mediador, aludiendo sin duda a la intervención pontificia. (Miguel Batllori) El Diario de Colón describe la actitud del rey de Portugal dando prioridad a los tratados entre los reyes castellanos y portugueses. Entre las extensas instrucciones que los Reyes Católicos entregaron al embajador en Roma don Diego López de Haro no figuran las relativas a las tierras descubiertas. La cuestión constituía el problema político-religioso más importante y las correspondientes instrucciones eran secretas. La concesión papal exclusiva a los reyes sucesores de Castilla y Aragón se utilizaría como argumento para evitar militarmente posteriores establecimientos de otros países europeos en América.


[ Menú | Compañías de Indias | Galileo | Renacimiento | Familia Medici | Lisboa ]