Economía
Crisis: Prácticas de financieros



Wall Street. Escultura Prácticas de banqueros:
Varias importantes entidades financieras norteamericanas se hundieron mientras tenían como directivos a personajes influyentes y excepcionalmente bien remunerados. Mientras millones de afectados por la crisis dejaron de recibir el 100% de sus ingresos y en EE.UU. se pretende recortar la Seguridad Social para los mayores y el Medicaid para los parados, Angelo Mozilo, de Countrywide, primer banco hipotecario norteamericano, y Robert Rubuin, de Citigroup, son inmensamente ricos.

Prácticas retributibas abusivas:
Los salarios de dirigentes de banca fueron similares a los de otros directivos del sector privado desde los años cuarenta a los ochenta Según el informe final de la Financial Crisis Inquiry Comisission de 2011, con la desregulación empezaron a crecer las diferencias entre los salarios. La liberalidad en la fijación de salarios fue un factor determinante de la crisis. Según la agencia reguladora británica [Financial Services Authority], las prácticas retributivas desproporcionadas llevaron a la crisis al premiar la obtención de beneficios a corto plazo. Esto generó incentivos de los directivos para desarrollar prácticas indebidamente tendentes al riesgo minando los sistemas que habían sido creados para su control.

Citigroup (2007):
Sanford Weill en 2007, un año antes de marcharse de Citigroup, el principal banco de EE.UU., dijo: Considero que los resultados obtenidos por nuestra empresa, que es el origen de la mayor parte de mi fortuna, justifican lo que yo he ganado. Weill entregó el cargo a su amigo Chuck Prince, que abandonó Citi cuando los problemas de crédito se hicieron públicos. Citigroup anunció una pérdida neta de más de US$9.800 millones durante el último trimestre de 2007. Ese mismo año la entidad cambió su nombre pasando a ser Citi. Anunció que colocaría más de US$18.000 millones en la categoría de cuentas incobrables, debido a su alta exposición a malos préstamos en el mercado hipotecario de EE.UU., en especial las hipotecas de alto riesgo de tipo sub-prime. Los problemas de Citigroup, que en el último año registró una caída de casi 50% en el valor de sus acciones, acompañaron a los de otros bancos de EE.UU., por la misma causa: entre ellos Morgan Stanley, que anunció pérdidas de US$9.000 millones en 2007; y Merrill Lynch, que perdió US$2.000 millones en un trimestre. La Ley Glass-Steagall no permitía el tipo de fusión que Weill anunció el 06/04/1998 por la que Citicorp, propietaria de Citibank se uniría a Travelers Insurance, Smith Barney (que se había combinado con Shearson) y el banco de inversión Salomon Brothers.

Alan Greenspan Derogación de la ley Glass-Steagall (1999):
El 12/11/1999 se promulga la anulación [Financial Services Modernization Act, o Gramm-Leach-Bliley Act] de la Ley Glass-Steagall [Banking Act, 1933], surgida a raíz de la crisis de 1929. El mercado bursátil perdió un 90% de su valor entre 1929 y 1933; 4.835 bancos quebraron y dejaron desamparados a sus accionistas e impositores. William O. Douglas, antiguo presidente de la Comisión de Valores (SEC), calificó a la situación de trapacería y corrupción. Mientras se daban hechos realmente preocupantes el gobierno de entonces no quiso efrentarse a los poderosos intereses del dinero. El Secretario del Tesoro Robert Rubin hizo todo lo que pudo para la abrogación de la ley de protección del inversionista. Pasó del gobierno de Clinton al consejo de administración de Citigroup donde cobraría 150 millones de dólares. Alan Greenspan era también ferviente partidario de la desregularización.

Los directivos argumentaban que cobraban mucho porque hacían crecer a sus entidades. Pero para lograrlo entraban en operaciones de altísimo riesgo, contrarias a la buena práctica bancaria, y hacían crecer a sus empresas de forma explosiva. Todo con una perspectiva de corto plazo, para aplicarse aquello de coge el dinero y corre, y el que sean los contribuyentes los que al final paguen los estropicios. (Antón Costas)

Podrían tomarse medidas fiscales que ayudaran a disminuir la desproporción retributiva que existe entre directivos y otros profesionales que aportan cosas valiosas a la sociedad. Sería posible fijar a los directivos una retribución máxima, y que lo que pasara de esa cantidad no se pudiera deducir como gasto en el impuesto de sociedades.

Bolsa española. Panel Ibex35 Insuficiente grado de control:
En el caso de las cajas españolas, los órganos de control interno, las asambleas generales, las comunidades autónomas con responsabilidad de tutela y, especialmente, el Banco de España, no ejercieron su misión de vigilancia o lo hicieron de forma negligente. Sus protestas por algunas decisiones de la Comisión Europea coinciden en el tiempo con un momento en que la reputación general del sector es muy baja. Elizabeth Warren, directora del grupo de expertos del Congreso de EE.UU. que supervisa el rescate de la banca, atribuye gran parte de la culpa de la crisis a la incapacidad de proteger a los consumidores de los préstamos engañosos. Han sufrido menos la crisis bancaria los países que fueron estrictos a la hora de limitar el apalancamiento de los bancos, el grado en que pueden depender de fondos prestados. Ayudó también la limitación del proceso de titulización, por el que los bancos empaquetan y revenden derechos sobre sus préstamos pendientes; un proceso que se suponía que reducía el riesgo repartiéndolo, aunque en la práctica resultó ser una vía para que los bancos hacieran apuestas aún mayores con el dinero de otra gente. La totalidad de los congresistas y senadores republicanos y algunos demócratas de EE.UU. están en contra de leyes que supongan una reforma financiera importante.

Complejidad creciente de los productos financieros:
La mayor parte de entidades financieras que se han acercado a la quiebra lo han hecho como resultado de las pérdidas derivadas de actividades fundamentalmente secundarias. El principio de diversificar hacia la incompetencia afecta a grandes y pequeños bancos por igual. AIG era la primera aseguradora de EEUU, pero además de ocuparse de seguros, se convirtió en el mayor intermediario del mercado de instrumentos que aseguraban deuda en caso de impago (los conocidos CDS, por sus siglas en inglés). Así es como su división de productos financieros, con 120 empleados en Londres, estuvo a punto de provocar la quiebra de una compañía de 120.000 trabajadores. Hypo Real Estate era una de las principales entidades de financiación inmobiliaria de Alemania: tenía una posición de dominio en el mercado y una alta rentabilidad. Después, el banco se hizo con un negocio que se especializaba en captar fondos en mercados mayoristas que concedían préstamos a las autoridades públicas. Sus asesores se apresuraron a explicar la mejor forma de obtener una ingente cantidad de beneficios realizando esta actividad. Pero, fuera cual fuere la explicación, fue un error y provocó el rescate más costoso del sector bancario europeo. (J.Kay) La Agencia Federal de la Vivienda de EE.UU. espera una indemnización multimillonaria tras su demanda contra Bank of America, JP Morgan Chase, Deutsche Bank, HSBC, Barclays y Citigroup, entre otros, por vender hipotecas de baja calidad y faltar a la obligación de comprobar la excelencia de los activos. Convendría evitar que ejercieran profesiones de riesgo quienes por su comportamiento precedente no son dignos de confianza. Debemos dar a suficiente importancia a la trayectoria personal. Hay que ir más allá del mero cumplimiento de la pena o sanción en el caso de algunas responsabilidades determinadas. Contemplar cómo la norma se incumple o sólo se aplica según quién sea el afectado por ella resulta desmoralizador y además deteriora las cualidades cívicas de la sociedad. Algunas trayectorias personales El requisito de honorabilidad va más allá de los hechos con relevancia penal. Puede aplicarse al comportamiento de los directivos que, sabedores de la difícil situación de sus entidades, siguen atribuyéndose retribuciones exorbitantes. Habrá que sancionarlos si procede. Pero, sobre todo, habrá que tener en cuenta esa actuación contraria a las buenas prácticas profesionales si en el futuro quieren volver a ejercer actividades financieras.

Hegemonía bancaria entre los lobbies:
La denuncia de falta de representación de los intereses de la población está mucho menos generalizada en Europa que en EE.UU. Según un estudio de los sindicatos austriacos, existen entre 15.000 y 20.000 lobbies en Bruselas que se gastan casi 3.000 millones de euros en influenciar a la Comisión Europea. En su gran mayoría estos lobbies son empleados de las grandes empresas financieras y de las corporaciones multinacionales (el 68%), y sólo una minoría (un 1%) representa a sindicatos y asociaciones de ciudadanos. Entre los primeros, los más importantes y que cuentan con más recursos, son los que representan intereses bancarios. En EE.UU. los lobbies ejercen aún mayor influencia y llega a producirse una privatización del sistema electoral. La expresión Nosotros, el pueblo, decidimos tiende a convertirse en Nosotros, los poderes financieros y económicos, decidimos. La gran mayoría de ciudadanos no crean que el Congreso y el gobierno federal representen los intereses de la población (el 68% y el 78%, respectivamente). Similares porcentajes creen que Corporate America (el mundo de las grandes empresas y de las grandes finanzas, llamado el 1% por Occupy Wall Street), es la que controla el Congreso y el gobierno federal.


[ Menú Principal | Chomsky | Población | Petroleo | Empleo | Desempleo ]