Navegación
Radar


Radar:
A mediados de la década de 1930 las pruebas de británicos y alemanes logran detectar el paso de aviones a decenas de kilómetros. En 1935 el gobierno británico encarga a Marconi la instalación de un sistema de detección en el Estuario del Támesis. El transmisor fue construido por Metropolitan Vickers y el receptor y su pantalla por A. C. Cossor Ltd. En mayo de 1937 Marconi recibie el encargo de preparar 20 estaciones adicionales. En 1937 se instala un radar para el control de tiro en el Graf Spee. Fue probado en combate en 1938 durante la Guerra Civil Española. Tras el hundimiento del Graf Spee frente a Montevideo (1939) los británicos estudiaron todos los aparatos que pudieron retirar del pecio, situado en aguas someras. Entre ellos estaba el radar Seetakt fabricado por la empresa Gema. En 1939 Henry Boot, John T. Randall y los hermanos Russel y Sigurd Varian inventan el magnetrón de cavidad resonante, que supone un avance considerable. Durante el transcurso de la guerra se incorporaba cada pocas semanas un nuevo ingenio para mejorar la capacidad de detección, para interferir o para engañar a la aviación enemiga. El envío de señales provinientes de distintos puntos se empleaba para guiar a bombarderos en territorio enemigo y cazas hacia sus blancos.

El sistema de ayuda a la navegación LORAN [Long range navigation] utilizaba el intervalo transcurrido entre la recepción de señales de radio transmitidas desde tres o más transmisores para determinar la posición del receptor. Incrementó rápidamente su número de usuarios pero con la llegada del GPS decayó también con gran rapidez. En 2010 EE.UU. canceló definitivamente el sistema.

Las fragatas F-100 construidas por Navantia cuentan con el sistema de combate Aegis, de lanzamiento e intercepción de misiles de patente norteamericana. La más moderna [2014] es la Cristóbal Colón. Compite con el modelo FREMM francés de los astilleros estatales DCNS. El sistema Aegis impone un diseño particular del buque. Sus ordenadores pueden seguir la pista a 200 blancos simultáneos. Sus radares planos se sitúan en las paredes alrededor del puente.


Sistema antimisiles de la OTAN:
El 5 de octubre del 2011, el presidente socialista efectuó un rápido y discreto viaje al cuartel general de la OTAN en Bruselas –no incluido en su agenda oficial–, para acordar con el secretario general de la organización atlántica, Anders Fogh Rasmussen, y con el entonces secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta , la incorporación de España al sistema antimisiles de la OTAN. Este acuerdo suponía la transformación de la base naval de Rota (Cádiz) en el principal vector del escudo balístico europeo, al que podrían sumarse en el futuro las fragatas de la clase Álvaro de Bazán equipadas con el sofisticado sistema de combate Aegis. (Este mes de octubre, la Armada española participa por primera vez en un ejercicio de lanzamiento de misiles balísticos desde buques de la OTAN, en aguas de Escocia, con la fragata Almirante Juan de Borbón). Con los últimos sorbos de Zapatero, España se convertía en el principal enclave del escudo antimisiles en Europa, dispositivo de defensa redimensionado por la administración Obama tras aparcar el potente escudo de base terrestre que George W. Bush preveía instalar en Polonia, ante las puertas de Rusia. En estos momentos ya se hallan en Rota cuatro destructores de la US Navy equipados con el sistema Aegis, con una dotación de más de mil militares. Con los últimos compases de la primera legislatura de Rajoy, la base área de Morón de la Frontera (Sevilla) se convierte en centro operativo del Marine Corps Forces Africa, principal fuerza de acción rápida contra el terrorismo en el Norte de África y el Sahel. Una dotación de 2.200 militares especialmente entrenados para actuar con la máxima velocidad en cualquier escenario de guerra, asistidos por 500 civiles y con 26 aeronaves a su disposición, entre ellas los aviones-helicópteros MV22 Osprey. La autorización española se inició por trámite de urgencia en mayo y en la primera mitad de septiembre quedaba aprobada por el Senado, sin contratiempos políticos, ni apreciables signos de resistencia en la opinión pública. El Gobierno de Estados Unidos está muy satisfecho y así lo han puesto de manifiesto el presidente Obama y el secretario de Estado, John Kerry, que acaba de visitar Madrid, tras suspender un anterior viaje al sufrir un accidente de bicicleta en París. La metamorfosis de las bases de Rota y Morón tiene un especial significado geopolítico. Mientras Estados Unidos tiende a reducir su presencia militar en casi toda Europa, la refuerza en el sur de España. Desde Rota puede desplazar a lo largo del Mediterráneo un escudo balístico capaz de seguir desde cada buque doscientos blancos enemigos al mismo tiempo y disparar a la velocidad del rayo cien misiles de medio alcance. Con la Force Africa en Morón, los marines quizá podrían haber evitado en septiembre del 2012 el linchamiento del embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, tras el hundimiento del estado en este país. La palabra griega aegis significa égida. Protección. Defensa. La piel de cabra adornada con la cabeza de la Medusa con la que se cubría Atenea, diosa de la guerra. Esta semana, antes de firmar la convocatoria de elecciones, Rajoy ha obtenido dos égidas: la del secretario de Estado Kerry, guasón con la guitarra que le regaló el ministro José Manuel García-Margallo , y la de la canciller de Alemania. Alérgica a las pieles de cabra griegas, Angela Merkel recurrió a otra figura mitológica. “Mariano, has cogido el toro por los cuernos”. (Enric Juliana, 2015)


[ Inicio | Documentos | Varios | Construcción naval | Astronáutica | Faros | Salvamento | Puerto | Sonar ]