Buceo
Aprendizaje



Submarinismo: Aprendizaje. Por Olga Granado:
Descubrir un nuevo mundo sumergido y estar tan cerca de la fauna y la flora submarinas como sea posible. Hay que tener en cuenta que el submarinismo se practica en un medio que no es el habitual del hombre y que cualquier descuido puede poner nuestra vida en serio peligro. En este deporte no se puede ser autodidacta, así que lo mejor es confiar el aprendizaje a una organización cualificada y con los medios suficientes para que comencemos con toda la seguridad. A la hora de decidirse por hacer un curso de iniciación -que suele costar una media de 300 euros por persona-, tres son los pasos que hay que tener en cuenta: un poco de teoría sobre los fondos submarinos (mínimo, seis horas), unas inmersiones en piscina para adaptarse al traje y a las bombonas de oxígeno y ... al mar. El equipo indispensable para permanecer cierto tiempo bajo las aguas comprende gafas, aletas, un traje (normalmente de neopreno), los plomos o lastre, la botella, el regulador, el tubo para respirar en la superficie y el chaleco, que nos permitirá estabilizarnos en todo momento. Hay que comprobar siempre el estado general del equipo, prestando mucha atención a todos los elementos que permiten respirar bajo el agua (regulador, botella) antes de cada inmersión, aunque el equipo sea de alquiler. Nunca hay que bucear solo ni subir desde el fondo conteniendo la respiración ni más deprisa que las burbujas más pequeñas. Además, conviene hacer siempre una parada de descompresión a tres metros de la superficie. España cuenta con muchos puntos idóneos para descubrir este deporte; las islas, sobre todo las Canarias, ocupan un lugar privilegiado. El Hierro, considerada Reserva de la Biosfera, es uno de los mejores lugares del mundo para practicar submarinismo según todos los expertos. Antes de elegir una escuela, conviene informarse de qué tipo de certificaciones ofrece. Un buen número de ellas trabaja con la Escuela Internacional de Buceo y ofrecen al final de las clases el título de para sumergirse hasta 30 metros. Además existe una modalidad, el buceo adaptado, para que las personas con alguna discapacidad no se pierdan esta experiencia. Consejos prácticos:

  1. Estar en buena forma para soportar la presión de una inmersión.
  2. Comenzar por el nivel básico, aunque a los más impacientes les pueda parecer demasiado elemental.
  3. Dormir bien los días anteriores a la práctica para poder aguantar el cansancio.
  4. Beber mucha agua y evitar las bebidas alcohólicas para facilitar la descompresión.
  5. Hace falta tener como mínimo 14 años para empezar.
  6. Ante cualquier molestia (oídos, angustia), se debe ascender de inmediato, pero respetando la velocidad de ascenso.
Galicia: Buceo Galicia ofrece cursos de iniciación de 300 euros y 40 horas. 981 212206.
Canarias: En Buceo Canarias un curso de 15 días cuesta 270 euros. 928 262786.
Cataluña: Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS). 93 2009200
Navarra: Centro de Buceo. 948 152323


Buceo: Aprendizaje:
[En busca de las sirenas envueltas en perlas:]
En el descubrimiento del mundo submarino es inevitable hablar de un nombre: Jacques Cousteau, el comandante. Conocido por su labor de divulgación con sus famosos documentales y su no menos famoso Calypso, es, sobre todo, el creador de la escafandra autónoma, el verdadero pasaporte al fondo marino. Hasta esa época, principios de los años cuarenta, el único avance en la exploración submarina habían sido las pesadas escafandras de los buzos clásicos, tremendamente incómodas, inseguras y con una autonomía muy limitada. El gran logro de Cousteau y su amigo el ingeniero Emile Gragnan fue el invento del regulador, la pieza clave en el nuevo equipo. Este ha de ser ligero y sobre todo permitirá al buceador, impulsado por las aletas, desplazarse a su antojo en el entorno marino. A partir de aquí se inicia un nuevo concepto de esta actividad, cuyo resultado más espectacular será poner al alcance de todas las maravillas submarinas. El submarinismo deportivo o, mejor, recreativo, es hoy en día una actividad abierta a cualquier persona. No hay que contar con especiales cualidades atléticas para practicarlo. Afortunadamente ya están perdidas las connotaciones militares que su enseñanza tuvo en sus orígenes, y es hoy en día una actividad cómoda y segura. Sólo algunas disfunciones físicas (cardíacas, respiratorias, aditivas) pueden impedir disfrutar de su práctica; pero incluso personas con minusvalías físicas pueden hacerlo con la ayuda de cursos especiales, y existen barcos de buceo adaptados. Vemos que está abierta a todas las personas desde niños a mayores. Los niños (y también los mayores) pueden comenzar a familiarizarse con el buceo a través del típico tubo. El límite para poder acceder a un curso de buceo se sitúa en torno a los 14 años, y su práctica por encima de esa edad no tiene límite. Así no es extraño ver, sobre todo fuera de nuestras fronteras, a varias generaciones de una familia, desde los nietos a los abuelos.

[Cursos de buceo:]
Una vez que hemos decidido bucear, son numerosas las posibilidades existentes. Un bautismo puede ser una manera de probar; pero si en verdad nos gusta, lo más recomendable es asistir a un curso, más que seguir los consejos bienintencionados de un amigo. En las áreas tropicales del mundo, en todas las costas españolas y en las zonas del interior se imparten cursos de buceo. Cada una presenta ventajas e inconvenientes y la elección depende de las circunstancias personales. Los cursos varían ligeramente según las organizaciones que los imparten, e incluso el país donde se realizan; pero básicamente siguen un mismo esquema. Lo primero es familiarizar al individuo con el medio acuático, lo más libre posible d e trabas para que se sienta cómodo en un medio que,no olvidemos, no es el nuestro. Se realizan practicas con las gafas, el tubo y las aletas, el denominado equipo ligero. Es importante un correcto movimiento de aletas para evitar calambres, así como una respiración acompasada por el tubo bloqueando totalmente la nariz. Esto se consigue con el ejercicio conocido como el despistado, consistente en respirar sólo a través del tubo, sin tener las gafas protegiendo la nariz. De este modo y, aunque al principio pueda resultar algo desagradable, se consigue un bloqueo total de las vías nasales, no se respira por ella, y por tanto, no se aspira agua. Otro ejercicio absolutamente fundamental en cualquier curso, es el vaciado de gafas, el gran problema (nunca insuperable) de muchos alumnos. La máscara, sea cual sea su diseño, cuenta con una cámara de aire entre nuestros ojos y el cristal. Es fundamental que ese espacio vacío no se llene de agua.
SSI (Scuba Schools International): Quart de Poblet, Valencia Tel 96 1522297
ACUC (American Canadian Underwater Certification): Madrid Tel 91 7668412
PADI (Professional Association of diving instructor): Hettlingen, Suiza Tel 41 52 3041414
CMAS (confederación Mundial de Actividades Subacuáticas) Barcelona Tel 93 2006769
Autor:D.M.


[ Inicio | Documentos | Mar | Comunicaciones | Velamen | Los faros | Fondos ]