Aproximadamente en 1660 aparece la innovación técnica de las velas de estay. A finales del siglo XVII se dejan de construir galeazas (tres mástiles y velas latinas) aunque las galeras se siguieron construyendo en gran número hasta el siglo XVIII, adaptadas a los vientos suaves y las frecuentes calmas del Mediterráneo. Con el empleo de proas bajas y muy verticales de los galeones se buscaba disminuir su exposición al viento. A mediados del siglo se empieza a emplear la popa redondeada cambiando una tradición empleada desde los tiempos de la coca, consiguiendo con esta innovación una considerable ayuda para mantener el rumbo.

Prince Royal 1610. Obra del constructor Phineas Pett Galeón español de principios del XVII por Cornelis Veerbeck Reconstrucción del Mayflower Tres mástiles, aparejo de cruz. Representado con sobrejuanetes.

El Aemelia fue el buque insignia del almirante holandés Tromp que junto con otros 100 barcos destruyó una flota española de 70 embarcaciones con destino a los Países Bajos. La batalla fue trascendental para la independencia holandesa e hizo que Holanda dominara las aguas del Norte. Inglaterra, habitualmente celosa del control de esta parte del mar, estaba sumida en su guerra civil, oportunidad que sirvió a Holanda para ampliar su poder y su riqueza. El Aemelia, construido en Rotterdam en 1637, portaba 56 cañones y debió hundirse antes de 1646.

Popa recta del Wasa. Doble galería profusamente adornada. Sovereign of the Seas 1637 Galeón imperial español Galeón

El Sovereing of the Seas tenía una eslora de 70 metros y un desplazamiento de 1.141 Tm. Proyecto del constructor naval Phineas Pett, por orden directa de Carlos I (1637) como símbolo del prestigio real. De escala mayor que el Prince Royal, tenía tres cubiertas de baterías completas y era el primer buque de guerra que llevaba 100 cañones pesados. Tenía popa redondeada y sobrejuanetes en su disposición inicial. Resultó lento e incapaz de seguir el ritmo del resto de la flota. El precio de su construcción fue de 65.500 libras, para lo que se estableció el impopular impuesto especial ship-money. En 1651 la Commonwealth le cambió el nombre por el de Sovereing. Participó en numerosas batallas contra holandeses y franceses hasta que fue destruido por la llama de un candil en 1703.

Wasa. Con cofa en el bauprés Le Soleil Royale Zeven Provincien Saint Louis 1626 Eslora 36,5m 1.000 Tm. Encargado por Francia a astilleros holandeses. Rejillas en la cubierta.

El Mayflower (1606) era un barco mercante con un diseño tipo galeón muy común. Tenía una eslora de 27 metros y un desplazamiento de 180 Tm. El jabeque tenía foque en el bauprés, era muy rápido en sus salidas repentinas desde la costa a interceptar mercantes en tránsito. El majestuoso Le Soleil Royal de Luis XIV fue botado en Brest en 1669. Tenía una eslora de 37 metros y un desplazamiento de 1.000 Tm. Estaba pintado de azul y suntuosamente decorado con oro. Fue buque insignia del almirante Tourville en la victoria francesa sobre los británicos en Bevéziers (1670). Resultó tan dañado en la batalla de Pointe de Barfleur que la bandera se trasladó al Ambitieux. Fue hundido por brulotes británicos junto con otros 11 barcos en la batalla de La Hogue.

Saint Louis 1626 Eendracht (1614). 360 Tm. Del comerciante holandés Isaac Le Maire. Primero en navegar por mar abierto al sur del cabo de Hornos. Mesana latina cebadera Jabeque de la costa del Mediterráneo Polacca veneciana (1679). En francés polacre. Trinquete inclinado hacia proa. Sin corredor de popa ni gavia en el bauprés.

El Wasa sueco (1628) con eslora de 55 metros y desplazamiento de 1.300 Tm se hundió debido al agua que entraba por las troneras bajas cuando el barco se escoraba. Hasta 1640 los españoles se beneficiaron de los conocimientos cartográficos y de construcción naval de Portugal, cuya corona heredó Felipe II. La incorporación de nuevos tipos de madera de las colonias americanas posibilitó algunos cambios en las estructuras. La polacca veneciana (1679) tenía bauprés con foque y cangreja con gavia cuadra en la mesana. La gran efectividad del foque lo mantendrá en el diseño de veleros hasta nuestros días.