Viajes
Peregrinos



Viajes de peregrinos:
Mahoma anunció que todo musulmán debe visitar La Meca, el lugar de su nacimiento, por lo menos una vez en la vida. Millones de fieles se desplazan a la cidad cada año. Para los hindúes, Benarés (Varanasi), a orillas del Ganges, es un lugar venerado. Se dice que el río sagrado limpia los pecados después de una inmersión ritual. Para los budistas Lhasa es la ciudad más sagrada del Tíbet. En 2006 el número de peregrinos llegados a pie a Santiago de Compostela fue de 100.000. El número de cristianos que visita Tierra Santa es cada vez más creciente. El monte de los Olivos, al este de Jerusalén es un lugar venerado por los cristianos. La iglesia de la Ascensión marca el lugar donde, por tradición, Cristo ascendió al cielo. La iglesia del Santo Sepulcro, considerado el lugar de la crucifixión y entierro de Cristo. Roma y Canterbury fueron lugares tradicionales de peregrinación cristiana.

Benarés (Varanasi):
La ciudad más santa de la India, de 3.000 años de antigüedad, a orillas del sagrado Ganges, que fluye desde el cielo para lavar los pecados. El templo de Vishwanath se levanta en el lugar en el que Shiva estableció su supremacía sobre los demás dioses. Los que lo visitan alcanzan la liberación y la felicidad. Multitud de peregrinos hindúes y sadhus acuden para un baño ritual y para realizar la puja (ofrenda) al sol naciente. Se dice que quien muere en Varanasi será liberado del ciclo de la reencarnación. Sede de erudición y cultura. Famosa por sus sedas y objetos de cobre y latón. También es sagrada para los budistas y jainistas. En Tirumala, cerca de Chennai (Madrás), al sur de la India está el templo de Venkateshwara, consagrado a Vishnu (s.III d.C). Es el más rico del mundo. Permite a los no hindúes acceder a su sanctasanctórum. Lo visitan 60.000 peregrinos al año. El festival del Kumbh mela es el más concurrido del mundo. Celebra el mito del batido del océano de leche. Vegan Pushkar tiene numerosos ghats para bañarse alrededor de su lago sagrado y uno de los templos consagrado a Brahma, el divino creador. Los templos eróticos de Khajuraho incluyen uno consegrado a Vishnu, la última de cuyas encarnaciones fue como Buda. Los grandes ríos indios producidos por los monzones se consideran torrentes purificadores para las almas de los difuntos. En el Ganges, la principal ceremonia religiosa es el kumbhamela, un baño ritual celebrado más o menos cada tres años y al que asisten entre 50 y 70 millones de personas.

Templos egipcios:
Otro grupo de antiguos templos visitados por millones de personas se encuentra en las márgenes del río Nilo. El recorrido fluvial común toca Luxor (Tebas), Karnak, Esna, Edfú, Kom Omba y Asuán. Por encima de la presa y el lago Nasser se encuentra el templo de Abu Simbel, con sus cuatro colosales estatuas sedentes de Ramsés II. El templo de Karnak es un complejo de 40 hectáreas alrededor de un gran vestíbulo hipóstilo de 134 columnas recubiertas de jeroglíficos. Una avenida de esfinges conduce hasta el templo de Luxor, que alberga una estatua de Tuntankamón. El Rameseo se construyó por orden de Ramsés II. En la Orilla Oeste se encuentra la mayor concentración de yacimientos arqueológicos del mundo. La tumba de Nefertari, esposa de Ramsés II, en el Valle de las Reinas, es la más espléndida que existe. El templo funerario de la única mujer coronada reina de Egipto, Hatshepsut (s.XV a.C.) se encuentra cerca de la entrada del Valle de los Reyes. En la primavera del 331 a. C. Alejandro hizo una peregrinación al gran templo y oráculo de Amón-Ra, el dios egipcio del Sol a quien los griegos identificaron con Zeus. Se creía que los primeros faraones egipcios eran hijos de Amón-Ra, y Alejandro, el nuevo dirigente de Egipto, quería que el dios le reconociera como su hijo. La peregrinación tuvo éxito, y quizá confirmara la creencia de Alejandro en su propio origen divino.

Machu Picchu:
La ancestral peregrinación ha sido retomada por indígenas peruanos. Se realiza a pie a lo largo del Camino Inca, que serpentea el Valle Sagrado cerca de Ollantaytambo, entre vegetación exótica e imponentes montañas. La ciudad inca completa, situada a 305 metros de altura sobre el valle. La torre redonda, en el templo del Sol, tiene alineadas las ventanas de forma que el sol ilumine el templo central durante el solsticio de invierno. Al norte de la presa está la principal zona ceremonial, con el templo de las Tres Ventanas y la plaza sagrada, el templo principal, la sacristía y la casa del sacerdote. Al final de una escalinata está la Intihuatana Donde se amarra el sol, un calendario astronómico y agrícola. Su forma recuerda a la del sagrado monte Huayna Picchu, que se alza en la distancia, accesible mediante un empinado ascenso y desde ql que se contempla la mejor vista. La función de los tronos tallados y el altar del templo de la Luna no se ha esclarecido.

Sistema de carreteras incas:
Abarcaba más de 30.000 kilómetros, transcurría por altitudes muy distintas y permitía el paso de gran cantidad de llamas y ejércitos. ● Según los cronistas españoles, las carreteras estaban construidas en precipicios, talladas en la roca de las montañas y montadas cual paredes a lo largo de los ríos, y no se encontraban residuos en ellas. Ofrecían alojamiento, templos y almacenes a los viajeros, y eran mucho mejores que sus equivalentes europeas. Los corredores oficiales las utilizaban para ayudar en la administración del Imperio, y las estaciones situadas cada dos kilómetros permitían que los mensajes recorrieran distancias de entre 200 y 240 kilómetros diarios, o que cubrieran el trayecto de ida y vuelta entre Cuzco y Quito en diez o doce días. (Watson)

Djenné:
Situada en Mali, es la ciudad más antigua del Africa subsahariana aún existente. Lugar tradicional como centro comercial, de aprendizaje y pregrinación del Islam. Era un punto de encuentro entre las selvas de Sudán y Guinea. Durante el siglo XVI prosperó y se convirtió en un importante centro comercial gracias a su conexión por río con Tombuctú y su ubicación en las rutas de las minas de oro y sal. La Gran Mezquita, construida en 1240 por el sultán Koi Kunboro se dejó deteriorar a principios del siglo XIX. Se volvió a construir entre 1906 y 1907 en ladrillos de adobe y madera de palmera. Los albañiles más experimentados se ocupan de la conservación de la estructura cada primavera, trabajos que se ven acompañados de un festival anual, comparado en ocasiones con una feria local. Durante las semanas previas, el barro es curado con cáscaras de arroz, revuelto periódicamente por muchachos descalzos. En la vigilia del evento, se hacen cantos acompañados de percusión y flautas. A lo largo del día, mientras el barro lo va impregnando todo, las mujeres transportan agua sobre la cabeza y los hombres barro por la plaza.

Algunos destinos menores de peregrinación tienen como meta humildes huecos en recónditos parajes naturales donde eremitas de distintas religiones se entregaron a un retiro solitario.


[ Inicio | Expediciones | Biblia | Oceanía | Filipinas | Cook | La Pérouse | Documentalistas | Marco Polo ]