Historia
Grecia: Mar



Grecia: Mar:
Atenas se adelantó a las otras polis y construyó su imperio destacando en el dominio en el mar. Mandó 20 barcos para apoyar la revuelta jonia contra los persas, que participaron en el incendio de la ciudad de Sardes. Ante la inminencia del desembarco de Darío (490 a.C.), Temístocles abogó ante los atenienses para la construcción de una flota. Interpretó un ambiguo mensaje del oráculo de Delfos sobre una muralla de madera como que era necesario armarse con barcos. Como precaución se fortificó la zona de la costa cercana a Atenas (a 8 kilómetros) que se convertiría en la ciudad del Pireo.

    Construcción de 200 trirremes:
    [Temístocles] pensaba que lo esencial era tener una flota, y sostenía que las murallas de madera eran una manera poética de aludir a los barcos de madera de una flota. En aquellos días se estaba empezando a usar un nuevo tipo de barco, el trirreme. Tenía tres filas de remos, lo cual significaba que podían introducirse más remeros en ese barco que en los de tipo más antiguo. Los trirremes eran más veloces y tenían mayor capacidad de maniobra que los barcos más viejos. «¡Construid trirremes!», repetía Temístocles. Tales trirremes serían invencibles, y desde las murallas de madera de esa flota los persas podían ser destruidos, aunque se apoderasen de todo el Ática y de la misma Acrópolis. Si se cuestionaba la necesidad de los barcos, la guerra que se estaba librando con Egina dirimiría el asunto. Atenas se dispuso a castigar a Egina por su premura en ayudar a Darío, pero Egina tenía la flota más poderosa de Grecia, y ni Atenas y Esparta juntas pudieron afligirle una derrota decisiva. Por supuesto, los trirremes eran costosos, pero nuevamente intervino la fabulosa suerte de Atenas. En el extremo sudoriental del Ática, se descubrieron minas de plata en 483 a.C., mientras Jerjes se hallaba atascado en Egipto. Repentinamente, los atenienses fueron ricos. Los ciudadanos atenienses sintieron la fuerte tentación de repartirse la plata, de modo que cada uno fuese más rico en una pequeña cantidad de dinero. Temístocles se horrorizó ante esto. ¿Qué bien haría a la ciudad unas pocas monedas más en los bolsillos de cada uno? En cambio, si se invertía todo el dinero en una flota, podrían construirse 200 trirremes. Arístides se opuso a esto por considerarlo un despilfarro de dinero, y durante meses la discusión siguió en aumento, mientras la rebelión en Egipto estaba siendo sofocada y el peligro se acercaba cada vez más. En 482 a.C., Atenas convocó una votación de ostracismo para elegir entre Arístides y Temístocles. Arístides perdió y fue enviado al exilio. (I.A.)

Liga de Delos:
En 478 a.C. la Confederación de Delos decide unificar fuerzas contra la amenaza persa. La tesorería de la Liga es situada el templo de Apolo en Delos. Arístides es el encargado de establecer las aportaciones de cada ciudad realizada principlamente en forma de barcos para una flota unificada. Atenas, dos veces incendiada, decidió amurallar la ciudad, medida que Esparta interpretó como un acto hostil. Cimón vence en una votación de ostracismo contra Temístocles. Había asumido el mando de la flota ateniense, arrebatado Bizancio a Pausanías, de Esparta, y asegurado la vital ruta de Atenas con el mar Negro. Con la presencia de su flota había presionado a algunas ciudades a incorporarse a la Confederación de Delos. Albergaba planes de expansión imperilista. Tomó la isla de Naxos como represalia por su intento de abandonar la Confederación de Delos, destruyó sus fortificaciones, confiscó su flota y estableció el pago de un tributo. En el 454 a.C. la tesorería es trasladada a Atenas. En el 453 a.C. se produce la incorporación de varias ciudades. En el 449 a.C., cuando la paz de Calias puso fin a la guerra con Persia, todos, excepto tres aliados, pagaban su contribución en dinero. El mantenimiento de una flota de combate fue el principal objetivo de la primera federación de estados. Durante la guerra del Peloponeso Esparta se enfrentó a Atenas inicialmente apoyada en su poder militar sobre tierra firme y acabó venciéndola combatiendo en el mar. Los miembros de la Liga continuaron siendo vasallos de Atenas hasta la derrota definitiva de ésta a manos de Esparta en el 404 a.C.

Colonias:
En la Edad Antigua las tierras fenicias y griegas, poco feraces y superpobladas, recurrieron a fundar colonias con población mercantil. Desde el siglo VIII a.C hasta V a.C. los griegos fundaron ciudades que reproducían las formas de vida económica de la metrópoli. No se trataba de una explotación de tipo imperial como podía ser la romana. Se establecieron en zonas muy cercanas al mar a lo largo de grandes franjas de la costa mediterránea. Durante los siglos de intercambios y viajes frecuentes entre las colonias los griegos aportaron escasas innovaciones a la construcción naval.

Cleruquías:
Colonias griegas del período clásico. En las cleruquías los colonos (clerucos) conservaban la ciudadanía originaria y no constituían comunidades independientes. Cada uno de ellos, escogidos entre los ciudadanos más pobres, recibía un lote de tierras (kleros) suficiente para sustentarle como hoplita; sujetos a los deberes militares de los ciudadanos, a veces los cumplían fuera de su cleruquía. Con este tipo de colonias se ayudaba económicamente a los necesitados, previniendo su descontento, y a la vez se aseguraba una posición o dominio exterior. Las cleruquías fueron propias de Atenas en tiempos de su expansión imperial.

Meteco:
Extranjero residente y acogido a un estatuto especial que autorizaba el disfrute limitado de los derechos de ciudadanía. En Atenas quedaba registrado en el dems de su residencia, con la mediación de un ciudadano. Estaba sujeto al pago de una captación anual y de impuestos especiales, así como a las cargas de los ciudadanos; participaba en la vida de la comunidad y gozaba de la protección de los tribunales, pero sin capacidad de matrimonio legítimo con una ciudadana ni de desempeñar los cargos públicos principales. Los metecos, agregados así a la polis, constituyeron un importante factor económico (finanzas, comercio, industria), y algunos tuvieron un papel destacado en la historia de sus polis respectivas.

Tras el desastre de su aventura militar en Sicilia, Atenas fue perdiendo aliados y tributos, y su imperio se deshizo.


[ Inicio | Documentos | Varios | Antigüedad | Cartografía | Atlantis 2 | Aristóteles | Darío | Termópilas | Hespérides | Atlantis ]