CUBA
DOCUMENTOS
Che



Planes para la revolución de Argentina:
El tenía un plan global para el cono sur, y dentro del cono sur el país más importante era la Argentina. El Che pensaba que como los norteamericanos suponían que no podía haber una revolución, no se habían preparado en Bolivia. Y además, que con la participación del partido (PCB), que era una fuerza sólida, en unión con el resto de todos estos grupos que te mencioné, más la participación de Lechín que después se incorpora luego de discutir en Cuba, el Che pensaba que se podía alcanzar el poder en un período de tiempo muy corto, porque se iba a utilizar el beneficio de la sorpresa. Y la sorpresa es uno de los elementos determinantes en las acciones militares para la victoria. ¿Por qué la sorpresa? Porque íbamos a coger un ejército que no estaba preparado para esta lucha y a un gobierno que tampoco estaba preparado porque estaban confiados en que no habría allí una segunda revolución, después de la de 1952. Incluso con la estrategia económica que los norteamericanos utilizaron para frenar la efervescencia, que fue la "Alianza para el progreso", no le dieron mucho a Bolivia. Y con la estrategia militar de los boinas verdes, tampoco les dieron nada en preparación. El Che sabía que si tomábamos el poder, había que construir un movimiento de base muy fuerte para que al defender su revolución Bolivia se tornara en internacionalista. Con la preparación de todos los peruanos, los argentinos que participaran, iba a ser recíproca la ayuda. Y saldrían de allí columnas internacionales -junto con los cubanos que también participaríamos-. Entonces la lucha se trasladaría a los grandes escenarios. Ya en la primera etapa iban a participar los revolucionairos argentinos, que realmente lo hicieron. Hubo una división argentina que marchó hacia la frontera y se acercaron en busca de nosotros, también los revolucionarios brasileños asumieron la responsabilidad de financiamiento económico. El objetivo fundamental era combatir en Bolivia y lograr su independencia. Hacer con Bolivia lo que en Cuba se había hecho con la Sierra Maestra: una base de la cual irradiaran otras columnas a combatir en otros lugares. Y además defender esta revolución contra cualquier fuerza. Pensábamos que en la segunda etapa irían los norteamericanos, invadirían ellos mismos sin confiar en ningún ejército local. (Pombo)

La situación de Bolivia:
La revolución socialista internacional seguramente hubiese requerido planes mucho más detallados de los que él tenía. La organización obrera boliviana se había forjado en la lucha por las condiciones de trabajo en las minas de estaño. Su extensa población rural tenía una organización más dispersa y débil. La reforma agraria (1953) llevada a cabo durante la década de 1950 alejó al campesinado de sentir la necesidad de la lucha armada y de prestar ayuda a ejércitos guerrilleros. El Che no logró en ningún momeno el apoyo campesino, suficiente colaboración del PCB, ni asegurar un canal de ayuda exterior.

Cuando se sentaron sus planes para esta campaña, el Che no logró ganar el apoyo activo del Partido Comunista Boliviano (PCB) que, inicialmente, al menos de manera formal, tomó una posición neutral e incluso permitió que algunos de sus miembros ayudaran con los preparativos para la campaña. Esto se hizo en parte para permitir que su dirección pareciera más "revolucionaria", ya que temían ser flanqueados por la izquierda. Tenían un miedo especial del partido trotskista POR(Partido Obrero Revolucionario), que tenía una tradición poderosa y una influencia de semi-masas en el campo, especialmente entre los mineros del estaño. En realidad, el PCB no logró organizar apoyo para la fuerza guerrillera y sus dirigentes eran muy escépticos en apoyar esos métodos. Monje y los otros dirigentes no querían realmente que se luchara una campaña guerrillera en su misma puerta. El partido seguía estando ligado a la idea de una coalición con los sectores "progresivos" de la burguesía nacional. Castro había acordado con Monje y otros dirigentes del PCB que deberían tener el monopolio del apoyo material y político. En realidad, la dirección del PCB prestó poco respaldo a las fuerzas del Che.

Excepticismo de Moscú y La Habana:
La dirección del PCB debía plegarse a quienes le proporcionaban ayuda exterior. Moscú quería frenar los movimientos guerrilleros ya que incrementaban la inestabilidad que se desarrollaba en Latinoamérica. El régimen cubano se veía alentándolos y sus actividades necesitaban ser "controladas". El Che era considerado como un aventurero irresponsable en el Kremlin. Fue denunciado como "troskista" y "maoísta" entre los círculos del Kremlin. Esto se manifestó en una conferencia internacional que tuvo lugar en enero de 1966, la llamada Conferencia Tri-continental. Este acontecimiento tuvo lugar en La Habana y a él acudieron delegados de Asia, África y Latinoamérica al igual que de China y Rusia. Aparte de representantes gubernamentales se encontraban presentes grupos guerrilleros, especialmente de Latinoamérica. Aquí Castro atrajo la atención de la burocracia china cuyos intereses entraban en conflicto con la de sus homólogos en la URSS. A la vez, Castro hizo aprobar una resolución en apoyo de los movimientos guerrilleros para fastidio de los dirigentes de Moscú. Monje hizo una rápida visita a Moscú después de la conferencia. De las discusiones que mantuvo con los oficiales del PCUS sacó la conclusión de que ellos, como él, veían al Che como la fuerza motriz de esta política, aunque no estuvo presente en la conferencia. Según Monje, se le exhortó, por parte de oficiales del PCUS, a plantarle cara a los cubanos y no verse mangoneados por ellos. Monje se vio ciertamente alentado por la burocracia para no movilizar al Partido Comunista Boliviano en apoyo de la operación guerrillera del Che. Esto, junto con la fricción que existía entre los dirigentes del PCB y el Che, se conocía en La Habana cuando Castro acordó darle al Partido Comunista Boliviano el monopolio sobre el apoyo práctico y político al Che y sus guerrillas.

    Anotación del Diario del 3 de octubre de 1967:
    Día largo e innecesariamente intenso: al movilizarnos para llegar a nuestro campamento base, llegó Urbano con la noticia de que había oído comentar a unos campesinos que pasaban: «Esos son los que hablaban anoche», mientras nosotros estábamos en camino. A todas luces, el informe lucía inexacto, pero decidí hacer como si fuera perfectamente real y, sin mitigar la sed, subimos nuevamente a un firme que domina el camino de los soldados. El resto del día permaneció en absoluta calma y al anochecer bajamos todos e hicimos café, que supo a gloria a pesar del agua amarga y de la manteca de la olla en que se hizo. Luego hicimos harina para comer allí y arroz con carne de anta para llevar. A las 3 emprendimos la marcha, previa exploración, y sorteamos con toda felicidad el chaco, cayendo a la cañada elegida, la que no tiene agua y sí huellas de haber sido explorada por los soldados. La radio trajo la noticia de 2 prisioneros: Antonio Domínguez Flores (León) y Orlando Jiménez Bazan (Camba), éste reconoce haber luchado contra el Ejército, aquél dice haberse entregado confiado a la palabra presidencial. Ambos dan abundantes noticias de Fernando, su enfermedad y todo lo demás, sin contar lo que habrán hablado y no se publica. Así se acaba la historia de dos heroicos guerrilleros.

La muerte del Che:
Comenzó la lucha en el sureste, una de las zonas más aisladas, 250 kilómetros al sur de Santa Cruz. Su fuerza guerrillera recibió el nombre de ELN (Ejército de Liberación Nacional). En el mejor momento sus fuerzas apenas contaban con 29 bolivianos y 18 cubanos. La zona estaba despoblada y sin ninguna tradición de lucha entre los campesinos locales. Tras meses de lucha, quedaron aislados y sufrieron un golpe tras otro. La salud del Che comenzó a resentirse y se vio obligado a ir a caballo, incapaz de caminar debido a los ataques de asma. No se prestó ningún apoyo desde La Habana y se desmantelaron las comunicaciones con el ELN. Es fiable asumir que la burocracia de Moscú quería 'quitar de en medio' al Che. Castro permaneció pasivo cuando uno de los dirigentes básicos de la revolución cubana afrontaba sus meses y semanas finales. Regis Debray, que se encontraba en Bolivia con el Che Guevara, se ha movido desde entonces políticamente a la derecha llegando a ser consejero de François Mitterand, el ex-presidente de Francia. En 1996 Debray atacó a Castro y La Habana acusándolos de abandonar al Che y a sus fuerzas. La pequeña fuerza del Che combatió contra 1.500 soldados del ejército boliviano. En colaboración con la CIA averiguaron el paradero de sus fuerzas. Tras un combate desesperado el 8 de octubre, él y su guerrilla fueron capturados cerca del pueblo de La Higuera, al este de Sucre. Al día siguiente fue interrogado durante cuarenta y cinco minutos por el teniente coronel Andrés Selich, tras lo cual se ordenó su asesinato por el agente de la CIA de origen cubano Félix Rodríguez. Permaneció atado de manos y pies al lado de los cuerpos de dos combatientes guerrilleros muertos. Cuando se le preguntó: "¿Eres cubano o argentino?" el Che contestó, "Soy cubano, argentino, boliviano, peruano, ecuatoriano, etc... ya comprendéis." Fue ejecutado a la edad de 39 años y enterrado en una tumba secreta que se ha descubierto recientemente. Su cuerpo ha sido devuelto ahora a Cuba. Sus ejecutores le cortaron las manos tras su muerte y las enviaron a La Habana como prueba de su fallecimiento.


La foto de marzo de 1960:
Alberto Korda (1928-2001), fotógrafo del periódico cubano Revolución, cubría los funerales de las víctimas del sabotaje al barco La Couvre, que traía a la recién liberada isla de Cuba municiones para ayudar al nuevo régimen revolucionario. En la tribuna hablaba Fidel Castro y, en un segundo plano, el Che se acercó a contemplar a la multitud congregada; justo entonces, Korda hizo dos disparos con su cámara. Uno de ellos hizo mucho más que captar una instantánea… pero, en aquel momento, nadie se percató. Aquella foto no se publicó hasta siete años después, cuando el Che ya estaba muerto y Korda se la había regalado a un editor italiano. En pocos meses, justo antes del famoso mayo del 68, se vendieron un millón de copias de la foto de Korda, y rápidamente la imagen se adueñó de banderas, pancartas, paredes, camisetas, pines, relojes, platos, toallas y los objetos más insospechados, hasta convertirse en la imagen más reproducida de la historia de la fotografía y un verdadero icono cultural. Alberto Korda, el fotógrafo, jamás cobró un royalty por su fotografía. Una historiadora de la fotografía afirmó que el retrato del Che por Alberto Korda «hizo más por su causa que lo que él mismo logró en vida» pero ¿era esta realmente la causa del Che? (Blázquez)


Intervención militar cubana en Angola (1975):
En Africa el régimen encontró un escenario con margen suficiente para desarrollar sus propias concepciones sin interferir la estrategia sglobal soviética. Al producirse la crisis político-militar de Angola, tras su independencia, el gobierno cubano tomó partido por el Movimiento popular de liberación (M.P.L.A.), con el que mantenían antiguas relaciones. Un total de 6.000 soldados y oficiales cubanos (según fuentes británicas), pertechados con armas soviéticas y checoslovacas, intervino decisivamente en el conflicto, combatiendo primero contra las formaciones del Frente de liberación (F.L.N.A.), en la frontera con Zaire, y posteriormente contra la U.N.I.T.A., al sur del país. En diciembre de 1975, Castro pronunció un largo discurso reconociendo la intervención cubana en Angola y revelando que, anteriormente, sus tropas habían intervenido, en menor escala, en las luchas civiles de Siria, Congo, Guinea, Guinea-Bissau, Somalia y en la República Democrática Popular del Yemen. Cuba no es solamente un país latinoamericano, sino también latino-africano, sostuvo el primer ministro. Las críticas al régimen de Mao se caracterizaron por una gran dureza.


[ Inicio | Panamá | Guantánamo | Castro | Cochinos | Bloqueo | Revolución | Rebeldes | Misiles ]