HISTORIA
DOCUMENTOS
Tolerancia



Ruptura espiritual del mundo mediterráneo:
[...] Sin embargo esas tres aportaciones, lengua, derecho y religión, resultaron decisivas para conformar lo que hoy conocemos todavía como mundo islámico. A diferencia de las invasiones germanas y de las de los pueblos eslavos, las invasiones árabes causaron una quiebra cultural y espiritual que aún perduran en el recién comenzado siglo XXI. Mientras que germanos y eslavos se fusionaron con las poblaciones romanas de oriente y occidente, siendo el latín y el griego las lenguas de cultura principales para dichos pueblos, y mientras que los germanos y eslavos asumían (en mayor o menor grado) el derecho romano o la religión romana (el cristianismo), los árabes no obraron así. Los árabes, pese a ser tolerantes en comparación con otros de los pueblos de la Edad Media, imponían (y a la fuerza) su lengua, su religión y su derecho. Los árabes significaron así la ruptura espiritual del mundo mediterráneo, una ruptura que ha perdurado hasta el presente. Desde los tiempos de la formulación del primer proyecto panhelenista de la historia por Pericles, en el siglo V antes de Cristo, el mundo antiguo articulado en torno al Mar Mediterráneo había mantenido una unidad cultural y espiritual, por encima de los sistemas de gobierno o de los pueblos que ejercieron su hegemonía en ese entorno. Incluso durante los siglos V y VI de nuestra era, pasado el desplome del Imperio Romano de Occidente, parecía recomponerse el mundo mediterráneo, con Bizancio en pié y extendido por todo ese mar, y manteniendo tratos con los reinos bárbaros, a través de la común sumisión de todos al Papa. Aunque debe recordarse que el Emperador bizantino ocupaba un lugar de prelación en esos siglos, en relación incluso con el papado. La dominación romana, pese a ser breve en algunos de los lugares en los que estuvo presente, dejó profundísimas huellas incluso en la parte en que se asentaron los árabes, pese a que en ésta han desaparecido su lengua, su religión y su derecho. Pero en eso consistió la ruptura. De pronto, en el transcurso de menos de 100 años, más de la mitad de las costas del mar que los romanos llamaron mare nostrum, se convirtieron en extrañas y hostiles. Y enfrentada a Europa. (F.Pla)

Convivencia de lenguas en la España musulmana:
La irrupción de los árabes dio al traste con ese proceso unificador [de los reyes visigóticos]. Los reinos cristianos del norte de España se organizan en autónomos núcleos de resistencia de los que desaparece la memoria misma de su antigua integración. En la zona ocupada por los musulmanes -prácticamente cuatro quintas partes del territorio peninsular- se producía un fenómeno de superposición política, religiosa y lingüística. Los invasores gobiernan, adoran a Alah y hablan en árabe; los vencidos sirven, trabajan en el campo, siguen fieles a Cristo y se expresan en su lengua romance. Estas gentes son llamadas mozárabes y ofrecen un curioso ejemplo de sociedad tolerada y admitida por el pueblo vencedor. Así, en las calles de la Córdoba musulmana se oyen las campanas de las iglesias cristianas y la lengua romance, que se mezcla, en frases más o menos populares, con las lenguas dominadoras y más cultivadas: el árabe, que en los siglos IX y X daba una gran literatura, y el hebreo, que en las comunidades judías pervive en la gran tradición poética y cultural de la Biblia. La convivencia de estas tres formas expresivas -romance-mozárabe, islámica y bíblica- da lugar a esas curiosas formas literarias llamadas jarchas. (Díaz Plaja)


Estudios militares de la yihad en la lucha contra los tiranos:
El manual fue encontrado en Manchester en el 2000. Proviene seguramente de una casa de huéspedes afgana dedicada a adiestrar hermanos combatientes. Se puede notar la ausencia de alusiones al sistema económico capitalista y sus consecuencias como explotación, alienación y materialismo. Las conductas a combatir provienen más de una tendencia al mal que de ideologías o estilos de vida no tradicionales.

Para aquellos combatientes que día y noche profesaban la verdad y han escrito estas líneas con su sangre y sus sufrimientos. El enfrentamiento con los regímenes traidores por el que clamamos no conoce debates socráticos, ideales platónicos ni diplomacia aristotélica. Más bien conoce el diálogo de las balas, los ideales de los atentados, bombardeos, destrucciones, y la diplomacia de los cañones y de la ametralladora. Nunca en el pasado y nunca en el futuro se establecerá un reino islámico mediante negociaciones pacíficas y la colaboración entre organismos. Los reinos islámicos se erigen con la pluma y el fusil. Y con la palabra y la bala. Y con la lengua y el diente. Mártires que han muerto, mujeres que han enviudado, niños que han quedado huérfanos, hombres maniatados, mujeres castas con la cabeza afeitada, putas con la testa coronada, inocentes que han sufrido atrocidades, pérfidos que han recibido regalos, vírgenes violadas en el altar de la prostitución. Tras la caída de nuestros califatos ortodoxos, el 3 de marzo de 1924, y tras la desbandada de los amos coloniales, nuestra nación islámicase ha visto castigada por gobernantes traidores. Estos gobernantes resultaron ser todavía más infieles y criminales que los propios colonialistas. Por su culpa los musulmanes han padecido toda clase de daños, opresión y tortura. Estos gobernantes traidores han metido a miles de jóvenes del movimiento islámico en oscuras prisiones dotadas de los más modernos instrumentos de tortura, y ocupadas por expertos en opresión y tortura. Han comenzado a quebrar la esencia de la nación islámica. Tratan de eliminar su identidad musulmana. Y extienden las ideas infieles y ateas entre los jóvenes: por ejemplo, que el socialismo proviene del islam; que la democracia es justa; y que el profeta -Dios lo bendiga y lo proteja- propaga el comunismo. El colonialismo y sus sucesores, los gobernantes traidores, comenzaron entonces a establecer centros, sociedades y organizaciones de cruzados, logias masónicas, Lions Clubs y escuelas internacionales. Pretendían educar a una generación perdida que aspira a todo lo occidental, querían una nueva generación de gobernantes, ministros, dirigentes, médicos, ingenieros, comerciantes, políticos, periodistas y técnicos de la información. Y los enemigos de Alá planearon, y también Alá planeó, y el que mejor planea es Alá. Eso dice el Corán. Los gobernantes han intentado educar a una generación de jóvenes que no desean otra cosa que lo que quieren los gobernantes, que no dicen más que lo que piensan los gobernantes, que viven como los gobernantes y se visten como los gobernantes. pero Alá el mayestático no se deja engañar: porque muchos jóvenes han despertado y, arrepentidos, han vuelto con Alá.

El Dios de Mohamed Atta (1996):
El testamento que escribió el 11 de abril revela una particular concepción de un Dios castigador. Hace varias referencias al temor a Dios pero no a su misericordia y bondad. Constituye un compendio de prolijas instrucciones protocolarias que pretenden buscar la autenticidad. En realidad detalla partes de ritos que se alejan de la naturalidad. Con tono de reprensión juzga prácticas de la gente como insensatas o supersticiosas. Acaba advirtiendo: Quien no cumpla las disposiciones de este testamento o contravenga los mandamientos de la religión, al final deberá responder de ello.

Objetivos norteamericanos. Precedentes:
El 26 de febrero de 1993 estalla un coche bomba en el aparcamiento subterráneo del World Trade Center. En junio de 1993 quisieron volar simultáneamente en Nueva York cuatro túneles viarios, el edificio de la ONU y la oficina neoyorquina del FBI, pero los islamistas fueron detenidos con anterioridad. Al año siguiente pretendían volar en un plazo de cuarenta y ocho horas doce jumbos estadounidenses en vuelo desde distintos puntos de Extremo Oriente a Estados Unidos, pero el plan Manila Air fue descubierto. En 1995 hubo un atentado contra las fuerzas armadas estadounidenses en Riad. En 1998 volaron las embajadas de EE.UU. en Kenia (253 muertos) y Tanzania (10 muertos). En 1999 se frustró un atentado contra el aeropuerto de Los Angeles en plena Nochevieja. Para enero de 2000 estaba planeado un atentado contra el destructor norteamericano en el puerto de Adén. En octubre de 2000 se produjo el atentado en Adén contra el destructor USS Cole.

El vuelo II de American Airlines:
Despegó de Boston a las 7:59. Era un Boeing 767-223 ER con un depósito de combustible de 90.770 litros y una autonomía de 12.250 Km. A las 8:27 la azafata Betty Ong llamó a la central de tráfico de American Airlines y exigió que le comunicaran con la central de mando; a gritos y respirando con dificultad informa de que dos compañeros de vuelo han sido apuñalados, y de que a otra le están dando respiración asistida con oxígeno. Que a un pasajero lo han degollado, y cree que está muerto. Los secuestradores han atacado a pasajeros y tripulantes con un spray, y penetrado en la cabina del piloto. A las 8:29 los controladores oyen preocupantes gritos en la cabina del piloto. A las 8:29 el ARTCC Nashua (Air Route Traffic Control Center) alerta a la autoridad de aviación civil (Federal Aviation Administration, FAA) del secuestro. El aparato vira en redondo hacia el sur, describiendo una curva de 210 grados, como si buscara el valle del Hudson que desemboca en Nueva York. A las 8:40 el piloto es retirado de los mandos y el avión desciende a 900 pies causando un estruendo en las calles de Manhattan. La FAA avisa del secuestro a la autoridad de defensa aérea Norad (North American Aerospace Defense Command). A las 8:43 despegan en la Otis Air National Guard Base de Falmouth, en Cape Cod, dos cazas F-15 de interceptación. Una operación de rutina prevista en el plan de emergencia. Atta penetra en el edificio a la altura del la planta 96. La envergadura de 47,6 metros del 767 corta 35 pilares exteriores, más de la mitad. Los restos densos del avión cortan casi la mitad de los pilares de soporte y los cables de los ascensores.

Ambiente de crisis:
Momento decisivo de un asunto grave y de consecuencias importantes. Situaciones como ésta entrañan una fuerte carga emocional y quienes deben adoptar decisiones, por lo general, no están habituados a tomar decisiones puntuales sino más bien decisiones de tipo plan a más largo plazo. Las decisiones a adoptar en este ambiente corresponden generalmente a nivel nacional, si bien en algunos casos, debido a la aparición por sorpresa de una causa perturbadora del cometido, puede originar una decisión de nivel operativo inmediata. Puede afirmarse que no es normal que se requieran decisiones departamentales como solución a la crisis. Para salvar las dificultades, que entrañan los procesos de decisión en guerra y en crisis al nivel nacional y departamental, la estructura de la defensa debe ser muy completa y elaborada de forma que no deba modificar su funcionamiento en tiempo de guerra. Deben existir unos centros de crisis que, estudiando casos históricos y planteando casos hipotéticos, sobre un amplio espectro de casos que pudieran ser reales, tengan claramente definidos quiénes deben tomar las decisiones. Se evitará con ello la sorpresa y la vacilación que conduce a la indecisión y ésta a la inseguridad. (Manual de Inteligencia, 1995)

La contrainteligencia deberá estudiar, proponer, y en determinados casos, ejecutar ciertas normas que eviten que la agresión indirecta logre sus objetivos. Deberán proteger la información del espionaje y las personas del terrorismo y de la acción psicológica; y los medios materiales, del sabotaje. ¿Qué se protege y contra quién?: Seguridad de las personas, documentos, instalaciones y equipos.; a proteger del espionaje, terrorismo sabotaje y acciones psicológicas. Las actividades globales como seguridad industrial, militar o política se engloban en su más alto grado en la seguridad nacional, fruto de una defensa nacional eficaz.

Conforme aumenta el número de atentados, aprovechando el temor que suscitan los musulmanes en occidente una nueva serie de términos ambiguos que portan un velado rechazo son incorporados a la neolengua. La prensa que incurre en sensacionalismo elabora un tipo de artículo que busca inquietar e indignar a sus lectores. En el punto álgido de la crisis algunas posturas de autores como Tony Judt o Susan Sontag parecieron marcadamente enfrentadas a la actitud general de la prensa. Resulta sonrojante y perturbador revisar la forma de proceder con la que se condujeron la cadenas de televisión norteamericanas durante las semanas anteriores al comienzo de la invasión de Irak.

Territorio español:
Una vez puestas en evidencia las conexiones entre Mohamed Atta, jefe de la célula de Al Qaeda en Alemania, y Abu Dahdah, su homólogo en la de España, una autorización judicial permitió a la policía, en noviembre de 2001, desmantelar esta última casi en su totalidad. Casi, porque algunos integrantes de ese núcleo yihadista, pese a haber sido investigados aquí y en otros países circundantes, no fueron detenidos y desempeñarán papeles operativos fundamentales en el 11-M: Serhane ben Abdelmajid Fakhet —El Tunecino—, Said Berraj y Jamal Zougam. Los tres se incorporaron a una red, la del 11-M, desarrollada con el concurso de responsables del Grupo Islámico Combatiente Marroquí y del Grupo Islámico Combatiente Libio. Sin olvidar que Amer el Azizi, antiguo prominente miembro de la célula de Al Qaeda en España, que escapó, había tenido una relación muy estrecha con aquellos tres y se comunicaba por internet con, al menos, uno de ellos en los meses previos a los atentados de Madrid, cuando era adjunto al mando de Al Qaeda para operaciones en territorio europeo. [...] Al Qaeda aprobaría y en su caso facilitaría. Y proporcionaría orientación estratégica, como hizo los días 11 y 15 de marzo de 2004 a través de sendos comunicados enviados desde un país del Golfo, con el sello de la Brigada Abu Hafs al Masri —en alusión a Mohamed Atef, jefe del comité militar de esa estructura terrorista precisamente cuando se produjo el 11-S, abatido a fines de 2001 durante un ataque estadounidense en Afganistán—, a cuyas directrices se atuvieron los autores del 11-M. (F.Reinares)

El territorio español ha sido escenario de varios episodios de la actividad terrorista yihadista. Los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York (con condenados en nuestro país, caso Abu Dada), el atentado contra la Casa de España en Casablanca, los atentados de Londres, Yemen, Egipto (con víctimas españolas) en nuestro país el del Restaurante el Descanso y los atentados del 11 de Marzo de 2004, lo que unido a la detención de las dos células de la Operación NOVA (intento de atentado contra la Audiencia Nacional) y la detención de células en Cataluña y Navarra demuestran la existencia de un riesgo al que debemos prestar la suficiente atención.


[ Inicio | Expansión del Islam | Cruzadas | Conflico palestino-israelí | Jomeini | Wikileaks | Assange: Proceso | NSA ]